Mundo Viernes, 22 de marzo de 2019 | Edición impresa

Venezuela: encapuchados secuestraron al principal colaborador de Guaidó

El servicio de inteligencia del gobierno chavista detuvo a Roberto Marrero, jefe de Despacho del presidente de la Asamblea Nacional.

Por Agencia Télam

El gobierno chavista de Venezuela detuvo ayer al principal colaborador del presidente interino designado por el parlamento, Juan Guaidó.

Según fuentes políticas, Roberto Marrero fue arrestado por dos fiscales y un grupo agentes de inteligencia encapuchados, que allanaron su vivienda y se lo llevaron.

 

Marrero, correligionario de Guaidó en el partido Voluntad Popular (VP) y a quien el mandatario encargado designó como jefe del Despacho de la Presidencia, alcanzó a enviar un audio mientras ingresaban a su casa. “En este momento están en mi casa; el Sebin está aquí, lamentablemente llegaron a mí; sigan en la lucha, cuiden al presidente; el pueblo de Venezuela no debe detenerse con esto, el que se cansa pierde”, dijo según el diario El Nacional.

El operativo de los funcionarios del Ministerio Público y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se realizó en la madrugada de ayer e incluyó también la vecina vivienda del diputado Sergio Vergara -otro colaborador muy cercano de Guaidó-, al que retuvieron durante unas horas.

 

La desaparición de Marrero fue denunciada por Guaidó: “Secuestraron a Roberto Marrero, jefe de mi despacho; él denunció a viva voz que le sembraron dos fusiles y una granada; desconocemos su paradero, debe ser liberado de inmediato”, escribió el presidente interino en su cuenta en Twitter.

Denuncia

El canciller argentino, Jorge Faurie, expresó el repudio del gobierno vía Twitter: “El Gobierno Argentino repudia enérgicamente la arbitraria detención de Roberto Marrero, cercano colaborador de Juan Guaidó, llevada a cabo por el régimen ilegítimo de Maduro esta madrugada”.

Canciller argentino
 

En tanto, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, avisó que habrá “consecuencias” contra los cinco funcionarios venezolanos involucrados en la detención del jefe de despacho de Guaidó.