Economía Martes, 24 de marzo de 2020 | Edición impresa

Vendimia: la provincia medió pero todavía no hay solución al conflicto

Se reunieron vitivinícolas y el sindicato en la subsecretaría de trabajo. Se llevaron propuestas que se deberán validar con las bases.

Por Redacción LA

El lunes la Subsecretaría de Trabajo de la provincia medió entre los vitivinícolas y el sindicato que agrupa a los trabajares de viña y bodega (Foeva) para evitar el quiebre de la relación y aminorar la amenaza de paro. Si bien se llevaron propuestas, se sabe que Foeva deberá validarlo con las bases y admitieron que la desición sindical de acatar la cuarentena sigue en pie.  

Cómo surgió el conflicto: el domingo el sindicato envió un comunicado en donde denunciaba que no se estaban cumpliendo con los protocolos de higiene, por lo que pidió a los trabajadores que no concurran ni a las bodegas ni a los viñedos y acaten la cuarentena. Unas 18 entidades respondieron duramente sosteniendo que debían presentarse en sus trabajos ya que  las condiciones sí estaban dadas. 

 

Desde el gobierno de la provincia admitieron que hasta ayer no se habían recibido denuncias de los trabajadores por incumplimiento del protocolo de seguridad e higene previsto para la vendimia, pero advirtieron que están haciendo controles para evitar infracciones que pongan en riesgo la salud de los trabajadores.

“Es muy grande la presión de las empresas que amenanzan a los trabajdores con el descuendo del día no trabajado. Entonces la  gente está doblemente asustada por el virus y por quedarse sin trabajo”, dijo a Los Andes, Luis Perdernera miembro de Foeva. 

 

Qué pasó en las hileras

“Hasta el momento, no tengo novedad sobre inconvenientes en el desarrollo de la cosecha; con los socios que he hablado durante la mañana y la tarde no han reportado dificultades”, destacó Mauro Sosa, del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este.

“La gente se ha presentado a trabajar, sino estaría sonando el teléfono con mucha frecuencia. Es muy poco el tiempo el que ha pasado desde el comunicado de Foeva y la respuesta de las asociaciones”, contó el dirigente viñatero.

 

Walter Pavón de Bodegas de Argentina, admitió que se estaba trabajando con la normalidad esperada para un día feriado. “Cuando termine el martes quizás podamos evaluar con mayor precisión la situación”.

“Respecto a las cuadrillas, en nuestro caso no hemos tenido inconvenientes ya que se cumple con el protocolo sanitario, la gente lo conoce y el grupo de trabajo es el mismo desde que comenzamos la cosecha hace más de un mes, pero sabemos que muchos productores están teniendo inconvenientes serios”, señaló Lucas Giménez, del establecimiento La Coste de los Andes.

 

“Comenzamos con la cosecha a principios del mes de febrero en Luján y estamos terminando esta semana en Los Chacayes, en Tunuyán”, concluyó el enólogo.

Un día de particularidades

“La situación es confusa y el asunto del aislamiento ha impactado también, hay un 50% de la gente cosechando, también es feriado e influye”, explicó Diego Stortini, titular de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán.

 

La presidente de la Asociación de Productores del Oasis Este, Gabriela Lizana agregó: “Hoy quizás por el feriado el movimiento no fue del 100%. Dependemos en cierta forma de la actividad de las bodegas también, si abren o no. Creo que desde mañana (por el martes) el movimiento será más normal”. 

“Nosotros conocimos el decreto de excepcionalidad para trabajar el jueves por la noche, el viernes -pasado el medio día- conocimos el protocolo sanitario que emitió el Gobierno de Mendoza, Las pocas horas del viernes y el medio día del sábado no le ha dado tiempo a la gente para adecuarse a las normativas vigentes”, detalló Mauro Sosa.

 

Medidas tomadas

“Algunos establecimientos más grandes, que tienen otra manera de trabajar y están ligados a la elaboración, ya tienen su estructura de sanitización, mientras que la mayoría de los establecimientos que comienza la semana hoy se está empezando a adecuar a las normas. Fue muy prematura la reacción del sindicato y por eso la reacción de todasa la entidades paritarias”, puntualizó Sosa.

“Vamos a considerar todas las medidas sugeridas y obligatorias para preservar la salud de los trabajadores. De eso estamos hablando en todos los grupos de productores”, confió Lizana.

 

Por último, Diego Stortini aclaró: “En general los cosechadores temporales no se sienten  representados por un sindicato, es diferente la situación de los trabajadores permanentes. Los trabajadores ‘golondrina’ vienen de cosechar fruta, ajo y ahora siguen con la uva. El personal  que es responsable se ha presentado normalmente. Como Cámara entendemos que el Decreto y las excepciones son claras y tomando las medidas adecuadas que indica el protocolo se puede cosechar sin problemas. Hay que cuidar a la gente y eso solo tenemos claro”.