Economía Viernes, 22 de noviembre de 2019

Vence la última Lecap de la era Macri y se espera que se pague

Se trata de las letras que fueron reperfiladas tras las PASO. Rinden 62% mientras que las próximas Lecap vencen bajo el mandato de Fernández

Por El Cronista especial para Los Andes

La semana que viene vence la última Lecap dentro del mandato de Mauricio Macri. El mercado espera que la misma se pague y tal hipótesis se verifica con la tasa de interés que paga dicha letra, en contraposición con las tasas más elevadas que pagan las que vencen dentro del próximo mandato.

El jueves de la próxima semana vencen cerca de $ 39.000 millones en Lecap y representa el ultimo vencimiento dentro de la era macrista. La tasa de interés que paga dicha letra es de 62% y, si bien es una tasa de interés elevada, al compararla con las que pagan las Lecaps que vencen el próximo mandato, se puede inferir que el mercado espera que dicha letra se pague.

 

En definitiva, la letra que vence el 28 de noviembre rinde 62% de TNA mientras que lo hace el 12 de diciembre (dos días después de la asunción de Alberto Fernández), pasa a rendir 142%. Luego, en 2020 las tasas se disparan a niveles de 385% para la letra en pesos de febrero, 515% a marzo y entre 340% y 400% para las que vencen de abril a mayo.

"Estamos avanzando mucho más rápido de lo que piensan los medios", aseguró Fernández en declaraciones radiales

De esta manera, el mercado asigna una fuerte probabilidad de que ocurra algún evento crediticio sobre las Lecap en pesos que vencen dentro del mandato del presidente electo, Alberto Fernández.

Nery Persichini, head de estrategia de GMA Capital, sostuvo que hay una clara diferencia del riesgo crédito en las Lecap 2020. "Tomando toda la deuda en pesos, del billón de pesos que vencen con privados desde hoy hasta fin del año que viene, poco más de la mitad corresponde a Lecap. Es muy probable que, para no poner presión adicional a la base monetaria (crecería por financiamiento del déficit primario, compra de dólares del BCRA y desarme de Leliq), haya un nuevo reperfilamiento", señaló Persichini.

La letra que vence dos días después de la asunción de Fernández se sitúa en el medio entre lo que el mercado podría esperar como "pagable" y con "poca probabilidad de pago". Es decir, el equipo económico de Alberto Fernández deberá tomar una decisión con las Lecap apenas suma ya que el 12 de diciembre deberá enfrentar un compromiso de deuda.

"La del 12 de diciembre sigue siendo una incógnita. Es complicado pensar en una nueva curva soberana en pesos de corto plazo si no hay confianza en el gobierno entrante. De todas formas, analizando la historia de las gestiones previas del kirchnerismo, es probable que no se recurra al mercado de capitales para la asistencia de las necesidades en moneda local. Ese prestamista siempre fue el BCRA vía adelantos transitorios y transferencia de utilidades", agregó Persichini.

"Difícil que haya una nueva curva en pesos si no hay confianza en el gobierno entrante", sostuvo Persichini

Sin confianza

Entre operadores y analistas del mercado reina la incertidumbre debido a que, a menos de tres semanas de que asuma Alberto Fernández, aún no se conoce quienes serán los miembros del gabinete ni del equipo económico, así como tampoco cuál es el plan que tienen respecto al tratamiento de la deuda. El mercado teme a que haya un nuevo reperfilamiento mientras espera conocer detalles sobre el plan económico que tendrá Alberto Fernández y cómo hará para lidiar con los importantes reclamos sociales junto con las demandas de los acreedores y del FMI. Mientras no se conozcan detalles o avances sobre estos temas, operadores señalan que las tasas de interés continuarán siendo muy elevadas, tanto en pesos como en dólares.

 

Un portfolio manager de un fondo de inversión local explicó que no hay margen de que bajen las tasas de letras y bonos que vencen en 2020 ya que aún se desconocen los planes económicos y de deuda del próximo Gobierno.

 

"El presidente electo estuvo mayormente concentrado en temas internacionales y poco en los temas de deuda. Esta actitud genera incertidumbre en sí misma ya que da la sensación de que no se está avanzando en los temas urgentes. A dos días de asumir, deberá pagar $52.200 millones. No hay demasiado tiempo y el nerviosismo en el mercado sigue creciendo dado que la incertidumbre sigue siendo elevada", dijo el portfolio manager de un fondo local.

Julián Yosovitch