Brand Content Martes, 15 de octubre de 2019

Velocidad de carga y experiencia de usuario, una apuesta por tu negocio

Como usuarios, la velocidad de carga de una página web es la diferencia entre que permanezcamos en un sitio web o nos decantemos por otro.

Por Espacio patrocinado

En términos técnicos, esto queda recogido bajo el término WPO, que hace referencia a “Web Perfomance Optimization”, una serie de aspectos que hacen que una web pueda estar mejor optimizada para ser mucho más relevante a nivel de posicionamiento SEO.

Y es que cuando hacemos referencia a la relevancia que la velocidad tiene en el presente de una web, lo hacemos en base a dos factores: El primero, el que ya hemos comentado, la experiencia de usuario.

A nadie le gusta visitar webs que tarden demasiado tiempo en cargar.

Por otro lado, el posicionamiento SEO. Google penaliza a las páginas que tardan demasiado en cargar, alejándolas de las primeras posiciones de su buscador.

El tiempo de carga ¿cuál es el óptimo?

La realidad es que no hay nada estipulado en lo que hace referencia al tiempo de carga en la que una web debe mostrarse al completo.

Sin embargo, numerosos estudios afirman que si se sobrepasan de un segundo y medio o dos segundos, es probable que el usuario termine abandonando y dirigiéndose a otro sitio a buscar la información.

Ante cantidades tan pequeñas, es vital que dediquemos una gran cantidad de esfuerzo a conseguir que nuestra web logre cargar todo su contenido antes de estos dos segundos.

Sin embargo, la realidad es que optimizarla no es tan sencillo. Existen una serie de factores que cobran una especial importancia en el momento de apostar por una mejor velocidad de carga de nuestra página.

Atender a todos ellos nos garantizará una mejor experiencia de usuario y, por ende, un mayor número de visitas a nuestro sitio.

Escoge un hosting de buena calidad

Escoger un hosting con soporte especializado WordPress en Argentina puede ser la diferencia entre que nuestra página web esté posicionada en las primeras posiciones de Google o que, por el contrario, termine escondida a partir de la página 2, con el descenso a nivel de tráfico que ello puede llegar a suponer.

Por este motivo, es vital que nos decantemos por alguna de las múltiples empresas de hosting de calidad que podemos encontrar alrededor del mundo.

A la hora de escoger un hosting, uno de los mejores consejos que podemos ofrecerte es que no te guíes exclusivamente por el factor económico.

Pese a que entendemos que es uno de los aspectos más determinantes cuando se trata de comprar un bien o un servicio como ante el que nos encontramos, la realidad es que hay que entender que cuando hablamos de un hosting de calidad, que nos va a provocar una mejor experiencia a todos nuestros usuarios, es vital que interioricemos la idea de que este gasto no hay que entenderlo como tal, sino más bien  como una inversión.

No optes por hostings demasiado baratos que pueden provocar una mala experiencia al usuario. Invierte en un hosting de calidad y consigue que tu audiencia crezca de manera exponencial.

Optimiza las imágenes de tu página

Las imágenes es uno de los aspectos que más ralentizan la carga de una página web, de ahí se desprende la importancia que tiene el hecho de que logremos optimizarlas al máximo.

Hay una gran cantidad de programas que nos permiten ajustar el peso de las imágenes sin que exista una pérdida notable de calidad, por lo que la experiencia del usuario no se va a ver afectada de manera negativa en este sentido.

Es importante que te cerciores de que todas las imágenes que vas a subir a tu web están en formato .JPG Y .PNG. Este tipo de extensiones permiten mantener una buena calidad al mismo tiempo que reducen su peso al máximo.

¿Tienes demasiados widgets?

En un primer momento, es habitual que nuestra home aparezca especialmente sobrecargada de widgets que pensamos que, inicialmente, pueden suponer una ventaja para nuestra audiencia, debido a la cantidad de información que presentan.

Sin embargo, la realidad es que no son muchas las personas que se fijan en este tipo de añadidos en el momento de visitar una página web.

Los widgets y el resto de plugins que instalamos de manera habitual en las diferentes webs con las que trabajamos tienen un importante peso a nivel de experiencia de usuario, dificultado que el lector que visita nuestra web se centre en el contenido que quiere leer.

Por lo que lo más habitual es que termine abandonando nuestra página.

Del mismo modo, también tiene es uno de los factores más relevantes cuando nos referimos al posicionamiento SEO, puesto que debido al aumento del peso de la página web, ésta tarda más en cargarse y Google tiende a penalizar, llevándola a los últimos puestos de su buscador.

Usa un sistema de caché a nivel servidor

Son sistemas de caché en el que se ajustan distintas herramientas como Nginx, Varnish, Apache, MemCache, OPCache para obtener tiempos de carga de menos de 1 segundo para páginas estándar.

Estos sistemas cachean todo el contenido de la web en la memoria RAM del servidor. Por ese motivo tienes que pedir a tu proveedor de alojamiento que te active este tipo de caché para tu Web.

El acceso a la memoria RAM es mucho más rápido que el acceso al disco. Y al no tener que acceder a los ficheros y bases de datos para devolver una página, se consigue que la web cargue mucho más rápido, con unos tiempos de respuesta de entre 60 y 140 milisegundos para páginas de menos de 5mb.

Plugins de WordPress como WP Super Cache o W3 total caché mejoran la velocidad, pero tienen que leer datos del disco.

Un plugin como W3 Total Caché puede reducir el tiempo de carga de un WordPress a la mitad, que no está nada mal, pero con un Caché como Varnish o LiteSpeed se puede reducir hasta 10 veces el Time to First Byte :)

Al tener todo el contenido cacheado en la memoria RAM, las webs pueden asumir un número de visitas mucho más elevado sin inmutarse.