Espectáculos Domingo, 31 de marzo de 2019 | Edición impresa

Veep: llega el final de la sátira política más astuta de la tv

La comedia protagonizada por Julia Louis-Dreyfus vuelve con su séptima temporada este domingo en HBO. Un espejo del poder a prueba de balas.

Por Nicolás Nicolli - nnicolli@losandes.com.ar

“Quiero ser la presidenta de todos los estadounidenses. ¿En serio quiero? ¿De todos los estadounidenses?”, pregunta Selina Meyer, ex presidenta interina y vicepresidenta. Leon West, periodista de The Washington Post devenido en asesor, le sugiere: “¿Qué te parece ‘de los estadounidenses reales’?”. A lo que la protagonista asiente con una frase digna de cualquier conversación del círculo rojo: “Está bien. Y luego podemos averiguar a qué me refiero”.

 

Se trata de las primeras líneas del tráiler de la séptima y última temporada de “Veep”, que pone otra vez al personaje interpretado por Julia Louis-Dreyfus a competir por la Casa Blanca. Si lo logra (o no) es el eje de los siete episodios que saldrán al aire desde este domingo por HBO, a las 23.30. Tras ganar 17 premios Emmy, la sátira política vuelve a funcionar como un espejo a prueba de balas de las artimañas empleadas por quienes detentan el poder.

Tras perder las elecciones, meterse en cada conflicto global conveniente e intentar resguardar su legado en una biblioteca, para Selina Meyer resulta una tarea titánica retornar a Washington, ya que se rodea nuevamente de su inepto equipo, compuesto por la obsesiva Amy Brookheimer (Anna Chlumsky), el asistente Gary Walsh (Tony Hale), el ambicioso Dan Egan (Reid Scott), el estadista Ken Davison (Gary Cole) y el consejero Ben Cafferty (Kevin Dunn).

Gentileza

El regreso de “Veep” se produce dos años después de la última emisión de la sexta temporada debido a que Louis-Dreyfus fue diagnosticada con cáncer de mama en septiembre de 2017. La ex “Seinfeld” ya estaba al tanto de los estudios de salud al subir al escenario en la última ceremonia de los premios Emmy a la que asistió. “Ella estaba sosteniendo un Emmy como mejor actriz por la serie, pero su mejor actuación fue esa noche”, asegura David Mandel, showrunner y productor ejecutivo, en una entrevista brindada a Entertainment Weekly.

Si bien la actriz de 58 años quiso rodar durante su tratamiento, la producción prefirió que se recuperara. Aquellos meses fueron aprovechados por Mandel para recalibrar los guiones, ya que el panorama político de los Estados Unidos atravesaba por plot twists dignos de cualquier ficción. “En el segundo año de Trump, sentí que las cosas que solíamos parodiar estaban pasando”, reflexiona el productor.

Más allá de sus ácidas referencias a la realidad, “Veep” nunca sienta bandera partidaria ni tampoco se mete con las figuras de turno en la Casa Blanca. Sí, en cambio, aporta una divertida revisión de la historia reciente del país norteamericano, mientras hace gala del ridículo desde la comodidad del Despacho Oval.

 

Con Selina Meyer fuera del poder y en obligado contacto con la sociedad, la séptima temporada de la comedia da un giro hacia el resurgimiento de los sectores conservadores, el modelo de los algoritmos y la era de las fake news. 

No es al azar que el rival a vencer sea el torpe pero manipulable congresista Jonah Ryan (Timothy Simons), quien impulsa una campaña anti vacunas y un discurso digno de los comentarios que pueden leerse en las redes sociales. “Cuando no puedes pensar en más bromas de Jonah es cuando realmente tienes que finalizar”, reconoce el showrunner, acerca de los insultos que suele ganarse el ahora antagonista.

Para la satisfacción de los fanáticos, no faltarán las apariciones de Richard Splett (Sam Richardson), quien divide su tiempo laboral entre Selina y su antiguo amigo Jonah; Minna Häkkinen (Sally Philips), la ex primera ministra de Finlandia que interviene en cada conflicto global; y la hilarante dupla de Catherine Meyer (hija de Selina) y Marjorie, en sus primeros meses como madres.  

En tiempos en que la comedia muta para no aburrir, “Veep” supo ganarse su lugar, a fuerza de astutos y eficaces guiones, el encanto de Julia Louis-Dreyfus -tan cínica y ególatra como querible- y un equipo que sabe cómo hacer reír con las tragedias. “A veces parece que la realidad es otra serie. Y que nos están copiando”, grafica Mandel sobre la despedida, a lo que Louis-Dreyfus suma: “Son tiempos extremos y requieren medidas extremas. O en nuestro caso, comedia extrema. Quizá sea el arte imitando la vida”.

Nuestros recomendados

Imperdibles de “Veep” 

La serie creada por Armando Iannucci arrancó en 2012. Los 58 episodios emitidos hasta la fecha están disponibles en la plataforma HBO GO, por lo que es tarea sencilla ponerse el día. En caso de ser la primera vez, repasamos cinco episodios claves para disfrutarla:

“Helsinki"- Temporada 02, Episodio 05. Selina Meyer y su equipo viajan a la capital de Finlandia por un acuerdo, pero la vicepresidenta pasa varias momentos incómodos.

“The Choice” - T03, E02. El presidente de EE.UU. se expresa sobre el aborto y obliga a Selina Meyer a tomar una postura. “Si los hombres pudieran embarazarse, podrían abortar en un cajero automático”, la frase del episodio.

“Convention” - T04, E05. En un retrato del maquiavélico funcionamiento de los partidos políticos, Selina Meyer dedica su día a definir su compañero de fórmula.

“Mother” - T05, E04. El capítulo que demuestra por qué Julia Louis-Dreyfus es la mejor actriz de comedia. Aquí, el funeral de la madre de Meyer se convierte en el escenario perfecto para el conteo de los últimos sufragios.

“Kissing Your Sister” - T05, E09. La serie apuesta a un giro creativo a través del documental de Catherine Meyer, la hija de Selina, quien captó los minutos previos a la votación que define el futuro de su madre.

“Barry” regresa a HBO

Abril es un mes de despedidas para las dos grandes joyas de HBO: “Game of Thrones” y “Veep”. Pero también de esperados regresos, como es el caso de la segunda temporada de “Barry”, que se estrenará también este domingo a las 23.

Barry. Fantástica comedia negra sobre un asesino a sueldo con aspiraciones de actor que arranca nueva temporada.

La comedia negra muestra a Barry Berkman (Bill Hader, en el mejor papel de su carrera) más conflictuado que nunca. Pensó que su pasado como asesino a sueldo estaba enterrado, pero los eventos del final de la primera temporada lo dejaron más expuesto y su sueño de actor -y novio perfecto- peligra. 

 

Tanto Hader como Henry Winkler -fantástico en su rol de docente de actuación- ganaron premios Emmy por sus interpretaciones, pese a que los Globos de Oro los pasaron por alto. Veremos si reírse de la desgracia ajena sigue tan efectivo como antes.