Policiales Jueves, 8 de agosto de 2019

Inédito: jurado popular condenó a acusados del caso "Valija fúnebre" pero el juez se opuso

Luego de que el fallo por el crimen de Juan Lucero sea de perpetua para 3 hombres, Eduardo Martearena dijo que la pena es inconstitucional.

Por Ariel Cubells - Especial para Los Andes

Cuando todo indicaba que había quedado resuelto y esclarecido el crimen de Juan Leonardo Lucero (27), a través de un juicio por jurado que declaró culpables a  Abel (39) y Rafael (41) Yañez y a Mariano Gutiérrez (24), el cierre de la audiencia en la tarde de este jueves llegó con un cambio inesperado. El juez que presidió el debate, Eduardo Martearena, se opuso a la prisión perpetua, pena única que les correspondía a los acusados. El caso fue conocido como el de la "valija fúnebre": 

Los tres habían llegado al juicio imputados por homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía, delito que sólo tiene la máxima sentencia. 

 

El tribunal popular los encontró culpables-sin el agravante de la alevosía-, aunque el juez se negó a la condena al considerar que la misma no cumple con la función de resocialización que deben tener las penas y que es inconstitucional, adhiriendo al criterio expresado y pedido por uno de los abogados defensores de los Yañez. 

El fallo y la polémica

Ante esto y frente al reclamo del fiscal en jefe de Homicidios Fernando Guzzo, quien adelantó que apelará en la Suprema Corte de la Provincia,  se decretó un cuarto intermedio y se fijará fecha para discutir la pena de la causa. 

Los tres detenidos y sus abogados. | Ministerio Público Fiscal.

"No había pasado nunca esto en los juicios por jurado en Mendoza. Como juez tiene la facultad de declarar la  inconstitucionalidad de una norma jurídica, en este caso la pena del artículo 80. Lo planteó como una cuestión de principios para él", le dijo a Los Andes Fernando Guzzo. 

"Nunca había litigado con él y la verdad que era una situación que no esperaba. Martearena no cuestiona el veredicto del jurado, sino la pena. Veremos que dice la Corte", agregó el fiscal. 

Su colega Gustavo Pirrello, quien realizó la instrucción del caso, sostuvo: "Estamos conformes con el trabajo que hicimos y el resultado de culpabilidad al que arribó el tribunal. Lo otro es una postura de Martearena": 

Los fiscales Pirrello y Guzzo. | Ministerio Público Fiscal.

Fuentes judiciales confiaron que este juez no tiene antecedentes de haber dictado alguna perpetua, e incluso cuando integró tribunales que sí lo hicieron, siempre votó en disidencia. 

Cómo sigue el caso 

Martearena dispuso que en cinco días hábiles-el jueves de la semana que viene-se realizará la audiencia de cesura de la pena. Aquí el magistrado mantendrá su postura de no perpetua y le pedirá a las partes alegar para pedir una nueva condena. 

Fiscalía y defensa podrán moverse en la escala de los 8 a 25 años, como si fuera un homicidio simple. Luego de los alegatos el juez definirá el monto para la sentencia, como en los tradicionales debates. 

Los fiscales aclararon que esto será temporal ya que se reservaron el recurso de casación para ir a la Suprema Corte de Justicia, que tendrá la última palabra. Mientras, pidieron la prórroga de la prisión preventiva de los acusados que vence a fines de agosto. Es que al no estar firme el fallo podrían reclamar la libertad, tras haber pasado más de dos años detenidos sin condena definitiva. 

Brutal hecho

Lucero fue asesinado en 2017 en Godoy Cruz. Su cuerpo fue encontrado en la mañana del 12 de julio, en una zona cercana al parque de descanso Los Andes Memorial. El cadáver estaba en un zanjón, carbonizado y mutilado por el ataque de animales. La autopsia estableció que lo mataron a golpes el 10 de julio. 

Los investigadores reconstruyeron que a la víctima la atacaron en la casa de los Yañez y que en una valija lo llevaron encerrado hacia el lugar en donde apareció en el auto de Gutiérrez. Finalmente, lo prendieron fuego. 

La investigación sostiene que el móvil del hecho respondería a deudas vínculadas con la venta de drogas, que habría mantenido el fallecido con dos de los sospechosos.