Fincas Sábado, 20 de abril de 2019 | Edición impresa

Vacunan bovinos en la zona de Precordillera

Médicos veterinarios del Senasa identificaron a 600 animales y los protegieron contra la fiebre aftosa.

Por Redacción LA

Durante cinco días, dos médicos veterinarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recorrieron diferentes campos de veranadas ubicados en la precordillera de los Andes, identificando con caravanas y vacunando a más de 600 bovinos. La acción contó con la colaboración de un profesional de la Fundación Coprosamen y de los puesteros. 

La finalidad fue reforzar la vigilancia contra la fiebre aftosa y prevenir el ingreso de estos animales a la Patagonia, ya que se trata de una zona libre de la enfermedad sin vacunación.

Los agentes del Centro Regional Cuyo del Senasa, Esteban Zapata y Gustavo García, se trasladaron en un vehículo hasta el margen norte del Río Barrancas, límite natural entre Mendoza y Neuquén, ubicado a más de 300 km de la ciudad mendocina de Malargüe.

 

Desde ahí, completaron el viaje a caballo recorriendo los puestos de veranadas.

En el transcurso de las cinco jornadas, los veterinarios del Senasa visitaron a 12 productores que se encuentran en las inmediaciones de la Laguna Cari Lauquen, a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar. Los animales se encuentran a campo abierto, por lo que fue necesario arrearlos hacia los corrales para ser identificados y vacunados.

Los agentes del Senasa destacaron la excelente predisposición de los puesteros para realizar las acciones sanitarias, además de guiarlos por la zona, facilitando sus caballos para el traslado, ya que el acceso no puede realizarse en vehículo. En algunos casos, los productores ofrecieron sus viviendas para el pernocte de los veterinarios.

Los médicos comunicaron con anticipación su tarea a los productores a través de mensajes difundidos por radios, que cumplen un rol clave para informar a estas comunidades. Usualmente la radio emite estos mensajes al mediodía, horario en que los productores las sintonizan.

 

Una de las principales actividades de Malargüe, ubicado a 420 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, es la cría y pastoreo de caprinos y vacunos. Teniendo en cuenta la geografía, realizan el traslado de ganado desde campos de invernada a los de veranada, una de las prácticas rurales más antiguas de la zona precordillerana.

Movimiento de ganado

El Senasa recordó a través de un comunicado las condiciones y algunas excepciones para mover bovinos y bubalinos en el marco de la campaña de vacunación contra la fiebre aftosa. Considerando el esquema de vacunación actual, que establece la aplicación anual de dos dosis a las categorías Menores (ternero, vaquillona, novillo, novillito y torito) y una dosis a las Mayores (vacas y toros), el Senasa hizo algunas aclaraciones.

Por un lado, indicó que desde  establecimientos que aún no hayan cumplido con la vacunación y durante los primeros 15 días de la campaña, se permitirá un solo movimiento de egreso, luego de haber vacunado a la tropa que se movilizará y confeccionando un acta estratégica de egreso en campaña.

 

Senasa aclaró además que se pueden mover categorías Mayores de establecimientos que no hayan cumplimentado la campaña de Menores, siempre que el establecimiento de origen haya cumplido con la vacunación del periodo anterior.

En el caso de los terneros, por encontrarse dentro de la categoría más susceptible, deben ser trasladados con un nivel de protección adecuada, por lo que deben recibir al menos dos dosis de vacuna con un intervalo mínimo de 21 días.