Espectáculos Domingo, 8 de marzo de 2015

Una vela para cada signo: ¿cuál es la tuya?

Cada aura tiene un color que le ayuda a manejar su energía. Para los pasionales, los románticos, los terrenales, los fuertes. Su ideal.

Por Redacción LA

Los amantes de las velas y del zodíaco pueden encontrar en este espacio el color y la luz indicada para ayudarlos en función a su personalidad y a lo que necesiten para lograr el equilibrio. El portal Huffpost publicó cuál es la luz indicada para cada aura. Signo a signo:

Aries. Prevalece el color rojo que representa a Marte. Esta vela lo ayuda a transmutar su energía negativa en positiva.

Tauro. Posesivo y tenaz, perseverante y fuerte. Para él el color es el verde o el marrón. Tonalidades de la tierra que le dan energía positiva.

Géminis. Es inteligente y le gusta comunicarse. Pero sus pensamientos pueden ser cambiantes. El color para lograr el equilibrio es el celeste.

Cáncer. Emparentado con la luna y relacionado con el agua. Para él el amarillo que lo ayuda a contrarrestar la melancolía.

Leo. Creativo y confiazo. Potente, naranja y rojo son ideales para su energía interior.

Virgo. Muy perfeccionista, práctico e inteligente. El verde le da estabilidad emocional y combate su estrés.

Libra. Su mayor virtud es su relación con los otros. El rojo lo ayuda a generar la fortaleza que necesita.

Escorpio. El signo más complejo. Valiente y profundo. Necesita el celeste o el blanco para conseguir un poco de autocontrol.

Sagitario. La justicia, la fe y la expansión personal. Pero también la impaciencia. Para conseguir paz interior debe encender una vela violeta.

Capricornio. Emprendedor y materialista. Necesita la contención afectiva de sus queridos. Su vela debe ser naranja o marrón para conseguir más racionalidad.

Acuario. Es libre como el aire. No le gusta demasiado la familia o los compromisos. El amarillo o el blanco lo ayudará a profundizar lazos afectivos.

Piscis. Sensible, romántico y fantasioso. Se abruma con la realidad. Para él hay que encender una vela celeste o azul que lo ayude a equilibrar la fantasía con la realidad.