Salud Martes, 14 de enero de 2020

Una prueba de orina podría revolucionar el diagnóstico de cáncer de próstata

Puede usar muestras recogidas en casa, lo que facilitará mucho esta tarea, según nuevas investigaciones.

Una prueba sencilla con orina que se está desarrollando para la detección del cáncer de próstata puede usar muestras recogidas en casa, lo que facilitará mucho esta tarea, según nuevas investigaciones de la universidad de East Anglia y de los hospitales universitarios de Norfolk y Norwich, en Reino Unido.

Los científicos prepararon la prueba para diagnosticar cáncer de próstata agresivo y así predecir si los pacientes necesitarán tratamiento, hasta 5 años antes de que lo digan los métodos clínicos habituales. Su estudio más reciente confirma que la prueba se podría realizar con muestras de orina recogidas en casa. Así que los hombres no tendrán que ir a una clínica para entregarla o para sufrir un incómodo examen rectal.

Esto es un paso hacia delante importante, porque la primera orina del día es la que proporciona los niveles de biomarcador de la próstata que son más altos y más consistentes. La disponibilidad de un kit casero revolucionará pues la diagnosis de la enfermedad.

La investigación ha estado encabezada por Jeremy Clark de la Escuela Médica de Norwich. Como en otros países, el cáncer de próstata, señala Clark, es el más común en el Reino Unido. Normalmente se desarrolla de manera lenta y la mayoría de ellos no requieren un tratamiento en el periodo de vida del hombre. Sin embargo, los médicos tienen dificultades para predecir qué tumores se harán agresivos, y eso dificulta a su vez decidir el tratamiento para muchos pacientes.

El test de orina examina la expresión de ciertos genes en las muestras y proporciona información vital sobre si el cáncer es agresivo o tiene un “riesgo bajo”.
Dado que la próstata está segregando constantemente, la primera orina del día es la mejor y su recogida puntual con un sistema sencillo y casero es la solución apropiada.

El kit de recogida de muestras desarrollado por el equipo fue ensayado por 14 participantes, que tuvieron que seguir sus instrucciones. Después se compararon los resultados con los obtenidos previamente a través de un examen rectal digital, y se comprobó que las muestras de orina mostraron más claramente los biomarcadores para el cáncer de próstata. Los hombres tendrán solo que acudir a la clínica en caso positivo, en vez de tener que acudir cada 6 meses o 12 meses para sufrir biopsias dolorosas y caras.

Además, dado que la prueba predice si alguien necesitará tratamiento 5 años antes que mediante otros métodos clínicos, cada prueba negativa permitirá que los hombres puedan repetirla cada 2 ó 3 años, sin peligro de recibir un diagnóstico tardío.

Fuente: Consenso Salud