Sociedad Miércoles, 15 de mayo de 2019

Final feliz: apareció la bomba de insulina que una nena mendocina extravió en el micro

Tatiana tiene 9 años y requiere del aparato a diario para tratar la enfermedad. Estaba en una mochila, que trasladaba por Godoy Cruz.

Por Redacción LA

Un pedido solidario se viralizó entre los mendocinos y tiene como protagonista a Tatiana, una nena de 9 años que perdió su bomba infusora de insulina en el colectivo en la zona de Godoy Cruz, junto a medicamentos que necesita a diario para su tratamiento contra la diabetes y la epilepsia. Finalmente, y gracias al honorable gesto del chofer, el aparato fue hallado.

Andrea Gamboa, mamá de la pequeña, contó que este martes salió junto a su hija de la escuela Domingo Faustino Sarmiento y se tomó un micro de la línea 461, interno 87. Como de costumbre, la mujer cargaba una mochila que no solamente tenía carpetas y documentación de importancia, sino que también una bomba de insulina que le administra la sustancia en su cuerpo frecuentemente.

 

Tatiana también padece hemiparesia, que le reduce la disminución de la fuerza motora en el lado derecho de su cuerpo. Justamente, en el bolso, había medicamentos anticonvulsivos que la nena toma para otra patología que afronta desde su nacimiento.

 

La mamá de la niña desconoce en qué momento olvidó la mochila o si alguien la tomó.

 

Anoche, el descanso de Tatiana no fue el mejor. Se despertó varias veces por los controles que arrojaban valores altísimos, según detalló la madre. Esta tarde tendrá una cita con la médica de cabecera para avanzar en una alternativa hasta recuperar (o adquirir) la bomba infusora de insulina.

Sergio Ruiz, el chofer del colectivo que encontró y devolvió la mochila de Tatiana. | Gentileza

Afortunadamente, la historia tuvo un final feliz. Andrea confirmó que su hija recuperó el equipo que necesita a diario para su tratamiento. El chofer del 461, Sergio Ruiz, encontró la mochila y la devolvió a su dueña.