Policiales Miércoles, 6 de febrero de 2019

Una nena de 12 años de Guaymallén está embarazada tras ser violada por su padrastro

El hombre se encuentra prófugo y la madre de la menor fue denunciada por "encubrimiento". Aseguran que se negó a un aborto legal.

Por Rodrigo Cuello

Una nena de 12 años de Guaymallén quedó embarazada tras ser violada por su padrastro, según consta en la denuncia. El hombre se encuentra prófugo y es intensamente buscado por la Policía. Además, desde el Órgano Administrativo Local (OAL) de ese departamento denunciaron a la madre de la menor por “posible encubrimiento”.  La mujer confesó que le avisó a su pareja que lo iba a denunciar, lo que le permitió al hombre fugarse.  

 

La nena, que transita el cuarto mes de embarazo, estuvo tres semanas internada en el hospital Carrillo donde fue asistida por un equipo interdisciplinario y, tras constatar su buen estado de salud, fue dada de alta bajo el cuidado de amigos de la familia.  

En ese nosocomio se le notificó sobre la posibilidad de practicar una Interrupción legal del embarazo (ELI) pero, según aseguraron desde el Ministerio de Salud, tanto la menor como su madre se negaron. “Decidieron seguir adelante con el embarazo”, sentenciaron. 

El 15 de enero pasado, las autoridades del OAL tomaron conocimiento del embarazo cuando la madre de la nena se presentó en la sede para denunciar a su pareja. La mujer aseguró que su hija de 12 años había quedado embarazada luego de ser violada por este hombre.

Tras esto, la mujer fue trasladada  la Oficina Fiscal 8 donde radicó la denuncia. Mientras que la menor fue asistida por médicos y psicólogos. Luego de tres semanas de asistencia recibió el alta.  

Durante su estadía en el hospital de Las Heras, los profesionales hablaron con la nena y con su madre sobre la posibilidad de solicitar una ELI. “Ambas se negaron”, detallaron las fuentes.  

 

Años de abusos 

La nena y sus tres hermanas menores no regresaron a su hogar. El OAL decidió que las cuatro menores quedaran bajo el cuidado de conocidos de la familia (los cuidadores designados son parte de una congregación evangélica a las que asistían las involucradas). 

“Tomamos medidas de protección de derecho, donde el cuidado de la niña queda, provisoriamente, a cargo de otro adulto responsable. Esta medida se toma por entender que había algunas situaciones anteriores que podían devenir en un encubrimiento de la mamá, por lo que el OAL radicó una denuncia contra la madre por posible encubrimiento”, aclaró a Nihuil Daniela Torres, directora de Promoción y Protección de Derechos a cargo de los OAL. 

En esta medida se tuvo en cuenta un expediente abierto en 2012 que tiene a los mismos protagonistas. Hace 7 años, cuando la nena embarazada tenía 5 años, la madre denunció a su pareja, el mismo hombre que ahora está prófugo, por tocamientos. 

Sin embargo, en 2014 se decidió cerrar el caso porque no se pudo constatar el abuso. En el proceso de investigación, la mujer se desdijo y aseguró: “Mi hija es mitómana”.  

Por este antecedente y el reciente (la madre de las nenas avisó a su pareja que lo había denunciado y además se investiga si continúa teniendo contacto con el prófugo) desde el OAL se decidió denunciarla por “encubrimiento” y se dispuso la protección para las nenas. “Las cuatro nenas tienen medidas de protección pedidas por el OAL de Guaymallén”, confirmó Torres.  

Respecto a las tres hermanas de la nena embarazada, la directora de Promoción y Protección de Derechos aseguró: “Vamos a hacer el mismo procedimiento psicológico para ver si también han sido abusadas”.