+ Deportes Jueves, 20 de febrero de 2020

Una cátedra del Muñeco Gallardo para deportistas en el Cenard

El Muñeco brindó una charla jévenes de 12 a 16 años en el Cenard y sacó su faceta docente. “Nadie puede salir adelante sin pasión", afirmó.

Por Redacción LA

La postura de Marcelo Gallardo? es de una persona seria, decidida, estricta, meticulosa, impone respeto y a veces atemoriza. Sin embargo, todas esas vestiduras caen cuando habla con niños. Ya pasó cuando visitó su antigua escuela primaria en Merlo, donde se quebró recordando aquella época. En este caso, brindo una charla en el Cenard y nuevamente, se mostró muy cercano a los chicos que lo escuchaban atentamente y sacó su lado más humano.

En la exposición se aclaró previamente que "nada de preguntas sobre River o Boca". De esa manera, todo pasaría por el deporte en general o rememorar viejas épocas. Gallardo aseguró que "es un gran placer para mi hoy con ustedes".

Así comenzó la charla. Los espectadores eran jóvenes atletas argentinos de 12 a 16 años, por eso el Muñeco recordó esa época: "?El deporte fue muy valioso en todos sentidos, me enseñó a compartir, me educó. También el sacrificio y la disciplina para alcanzar los sueños. Ir a hacer deporte, por más que llueva, es lo más lindo. No fue fácil, guardo en mi corazón todo el esfuerzo que hice para llegar. Fue todo para alcanzar el sueño. Vengo de una familia humilde, sé lo que es pelearla y saber recibir una mano del otro. No me olvido de ser solidario. Es algo que todos deberíamos tener, seríamos mejor como sociedad, es un valor enorme".

@MarcelaBrachett

De esa etapa recuerda y remarca un valor que lo acompaña hasta hoy en día: "La disciplina es todo. Los DTs debemos enseñar e inculcar valores. Nadie puede salir adelante sin pasión, que es la clave, ni sin disciplina ni esfuerzo. La pasión es la palabra clave", aseguró.

Luego, recordó lo que fue su experiencia en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96: "Vestir la camiseta de la Selección es una de las mayores satisfacciones. Representar a tu pais es de las cosas más hermosas que me pasaron. Te despierta algo muy fuerte. Atlanta 96 fue una experiencia muy linda. Lamentablemente no vivimos en la Villa Olímpica y no sentimos la pasión de los otros deportistas. A los del fútbol nos llevaron a otro lugar". 

 

Además, le quedó una espina que es propia del fútbol: "No fuimos reconocidos, salir segundos para nosotros es un fracaso. Seguramente ustedes se mueren por una medalla de Plata, pero el fútbol lamentablemente es muy exitista. Tengo la medalla bien guardada, verla me llena de satisfacción", aseguró Marcelo, orgulloso de aquel logro.

Mientras alguien puede mencionar que su etapa deportiva más gloriosa, la más galardonada, la que más éxito tuvo, fue la mejor, el Muñeco hace todo lo contrario. Para él su mejor edad viviendo en el deporte fue cuando era un niño: "Cuando tuve doce años fue la etapa deportiva mas linda de mi vida. Jugaba sin presión, sin importar lo que pasaba a mi alrededor. Jugaba por el deseo de jugar, con inocencia. Es una etapa muy linda de mi vida".

 

Con el correr de la charla, el DT de River se soltó y confesó algo que no muchas veces había dicho: "Se me paso por la cabeza abandonar", tiró para sorpresa de los presentes. Esto se debe a las lesiones que sufrió durante su carrera y agregó: "No recuerdo haber jugado al 100% de mis posibilidades físicas, siempre me costo muchísimo. No tuve un físico privilegiado. Pero eso me dio una gran capacidad para revertir situaciones".

Cerca del cierre de la exposición, el Muñeco les dejó una enseñanza a los presentes: "Toda mi carrera fue a base de lo mental. Es hasta más importante que el talento. El que oculte que tiene un poquito de temores, miente. Es bueno tener miedos, no ese que te paraliza: el que te moviliza, el que te da adrenalina y te pone alerta", contó casi motivando a los jovenes para sus vidas deportivas.

 

Por último, se sacó la camiseta y habló sin ninguna atadura: "No todos es River o Boca en este pais. Creo que el valor de las personas y de los atletas pasa por otro lado, pasa por la posibilidad que tenemos de perseguir nuestros sueños y alcanzarlos. Deberíamos ser solidarios y respetar más allá del color de camiseta". Un cierre a su medida.