Mundo Club House Lunes, 3 de febrero de 2020

Una cabaña móvil que se arma ¡en 2 horas!

Se trata de una vivienda fácil de montar ideal para disfrutar días de acampe en la montaña o la playa. Se adapta a todos los escenarios.

Por Redacción CH

Los arquitectos italianos Fabio Vignolo y Francesca Turnaturi han creado un pequeño módulo de vivienda que se puede montar en sólo dos horas si por cuatro personas. Apodada Immerso, la llamativa cabina de techo transparente mide solo 6 metros cuadrados y actualmente se está utilizando como una experiencia de glamping única en los Alpes italianos. Ubicado a 1.900 m sobre el nivel del mar en la pintoresca ciudad alpina de La Morra, Immerso ofrece una oportunidad única de dormir bajo las estrellas.

Tal y como han descrito los creadores del proyecto: "Immerso es un proyecto único en su tipo", dicen Fabio Vignolo y Francesca Turnaturi. “Inmerso es un refugio temporal y contemporáneo. Inmerso es una forma nueva y sorprendente de experimentar la naturaleza".

La cabina Immerso es un refugio prefabricado de madera que se ensambla fácilmente en el sitio, sin la necesidad de herramientas eléctricas. Construido utilizando una serie de paneles de madera contrachapada de abedul, la estructura simplemente se entrelaza pieza por pieza sin la necesidad de experiencia previa en construcción. Solo se requieren herramientas para montar las puertas dobles delanteras y la fachada transparente en el exterior de la vivienda.

El método de montaje rápido significa que la estructura también se puede desmontar, empaquetar y transportar fácilmente a diferentes ubicaciones para dormir en el lugar que uno quiera.

“El material de construcción tradicional de excelencia, como la madera, que está fácilmente disponible en el mercado, se combina con la innovación de la tecnología de materiales y la prefabricación para obtener un resultado concreto en el campo de la arquitectura y la construcción, con el objetivo de contribuir a un mayor futuro sostenible", dice el dúo.

Una experiencia de glamping minimalista que realmente permite a los huéspedes sumergirse en la naturaleza. La elección de la ubicación refleja este concepto, ofreciendo a los huéspedes una visión rara de los cielos estrellados en los inmaculados Alpes italianos y los paisajes circundantes intactos.

"El proyecto expresa en una forma construida la necesidad cada vez mayor de los occidentales de vivir en contacto cercano con la naturaleza, sumergirse en ella, desconectarse de la vida cotidiana y el estrés de la vida urbana", dicen los arquitectos.

La experiencia está diseñada para viajar a diferentes destinos en el futuro y en diferentes estaciones. El concepto permite a los huéspedes sumergirse en nuevas experiencias y paisajes a lo largo de los años, como las altas montañas para el verano; viñedos para el otoño; un olivar en Puglia para el invierno o en medio de los arbustos nativos de madroños del norte de Cerdeña durante la primavera.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.