Fincas Viernes, 27 de diciembre de 2019

Un productor propuso destinar el 30% de los sueldos de políticos a cooperativas de trabajo

Se trata de Luis Urdangarin, bonaerense, quien desde diciembre es concejal en la ciudad de Carlos Tejedor

Por Clarín Rural especial para Los Andes

Utilizar el 30% de los sueldos de funcionarios públicos para crear un fondo rotativo para el desarrollo de cooperativas de trabajo con ciudadanos de la ciudad.

En eso se basa la propuesta de un productor agropecuario de Carlos Tejedor, en la provincia de Buenos Aires, como respuesta a una demanda que crece en distintas partes del país y que se hizo masiva después de conocerse el “esfuerzo” pedido al campo en la Ley de Emergencia Económica a través de mayores retenciones.

Luis Urdangarin es además concejal de Juntos por el Cambio desde el 10 de diciembre pasado y fue el primer productor agropecuario en el país en instalar un biodigestor en su feedlot y generar energía que abastece de electricidad a 200 hogares del distrito.

El bloque al que pertenece en el Concejo Deliberante llamó a una sesión extraordinaria para presentar un proyecto de su autoría en el que argumenta que la política debe responder a una demanda social de sumarse al “esfuerzo” que se pide a otros sectores de la economía, explica que “no se puede seguir viendo como salida a las sucesivas crisis que afectan al país la creación de impuestos o aumento de tasas existentes”.

“A la vez, no se puede dejar de alimentar a los ciudadanos de un país que produce alimentos para 400 millones de personas y tiene a más de 20 millones sin poder poner comida en la mesa para alimentar a sus hijos; esto se resuelve generando empleo genuino”, agrega la iniciativa, y remarca que “Argentina es un país a la deriva si no alimenta correctamente a los niños hasta los 5 años para desarrollar su intelecto y poder ponerlo en marcha gracias a la educación pública”.

Por eso enviará al Concejo Deliberante el proyecto que buscará usar el 30% de los salarios de concejales, funcionarios del Ejecutivo y los que ocupan cargos políticos del distrito para crear un fondo rotativo para el desarrollo de cooperativas de trabajo locales. Quienes integren esas cooperativas estarán obligados a capacitarse y será una comisión evaluadora integrada por instituciones con representatividad e injerencia socio-económica la que se encargue de que no exista malversación de fondos.

Al mismo tiempo, se crearía una marca comercial llamada “Carlos Tejedor” para nuclear a los productos logrados en esas cooperativas y buscarán lograr un convenio de prioridad de compra con municipios de la región y comercios locales, a los que se quitará un 40% en la tasa de seguridad e higiene si colocan estos productos en una góndola individual con cartelería identificatoria.