Arquitectura Sábado, 12 de octubre de 2019

Un pabellón conceptual-lumínico: Koolhaas Pavilion (2006)

Rem Koolhaas comentó: "El Pabellón de la Serpentine de 2006 será definido por los eventos y las actividades".

Por Arq. Esp. Nidia Álvarez Yaciófano

"Proponemos un espacio que facilite la inclusión de los individuos en los diálogos comunitarios y compartan experiencias", completó.

Rem Koolhaas, ganador del premio Pritzker 2.000 y arquitecto de Rotterdam, Países Bajos, es uno de los arquitectos de la actualidad más emblemático mayormente incluído en la corriente de la deconstrucción pero con un sello personal y cosmopolita; en colaboración con Cecil Balmond, experto en estructuras, diseñaron este pabellón. Se trataba de una estructura de material translúcido sobre la que se elevaba un inflable con forma de ovoide.

El pabellón de la Serpentine Gallery estaba diseñado para albergar múltiples funciones, desde cafetería hasta auditorio. Incluso el mobiliario estaba planteado para moverse y cambiar de posición. Los materiales que lo componían eran principalmente acero galvanizado para la estructura y PVC para la cubierta.

Fue una de las mejores intervenciones realizadas entre todas las propuestas realizadas para la Serpentine Gallery, un verdadero pabellón de verano en los jardines de Hyde Park. Brillante, llamativo y el reflejo de un sueño, el pabellón cubría un área de 346 m2 y se componía de tres elementos estructurales básicos:

-Una plataforma horizontal que se extendía en el lado este de la galería a través del césped, terminando en un área de encuentro sobreelevada un metro, desde donde una escalera entregaba a los visitantes al nivel del terreno. La plataforma de 10 metros de ancho establecía una relación directa con el frente norte de la instalación etérea. Materializado con acero estructural galvanizado creando una estructura de apoyo para la superficie del piso realizada en placas metálicas perforadas, también galvanizadas. El espacio central del globo contenía una serie de módulos de asientos/mesa móviles, que podían ser utilizados durante el día para comer, beber o ver en las pantallas en forma informal grabaciones y actividades. Las unidades al ser dinámicas se podían  organizar como asientos de manera más formal para que el espacio fuese usado para la proyección de películas o conferencias.

-La plataforma circular central se cerraba perimetralmente con una serie de paneles de policarbonato translúcidos. Esta pared era de cinco metros de altura, doble, permitiendo una doble membrana de aire y ligereza tensada con cables de acero.

-El diseño disponía de una cubierta inflable de PVC, llena de helio que podía levantarse o bajarse en función de las actividades que se realizaban en su interior a modo de anfiteatro. Esto facilitaba la protección del clima; protegía del sol, de la lluvia y el viento (se elevaba o descendía según la situación climática exterior). La cubierta inflable tenía forma de ovoide, abierta, se podía levantar hasta una altura máxima de 24 metros. En la posición cerrada la altura era de 20 metros. Aunque era más alto que el edificio de la galería existente, historicista, no superaba la altura de los árboles del contexto.

Cada verano, Serpentine encarga a un arquitecto aclamado internacionalmente que diseñe un pabellón temporal para el parque. El programa es único en todo el mundo. Concebido por Julia Peyton-Jones, directora de la Serpentine Gallery, el proyecto representa una oportunidad única para que los arquitectos creen una estructura experimental en el Reino Unido. Los seleccionados anteriores fueron Zaha Hadid (2000), Daniel Libeskind con Arup (2001), Toyo Ito con Arup (2002), Oscar Niemeyer (2003), MVRDV (2004, el pabellón que no se construyó) y Álvaro Siza y Eduardo Souto de Moura con Cecil Balmond – Arup (2005).