Policiales Sábado, 4 de mayo de 2019 | Edición impresa

Un jurado popular condenó a prisión perpetua a Petean

En el primer juicio de este tipo en Mendoza, 12 ciudadanos lo hallaron culpable de haber asesinado a dos policías.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

Luego de deliberar durante tres horas, los 12 mendocinos que conformaron el tribunal popular del primer juicio por jurado dictaron un veredicto unánime y contundente: encontraron “culpable” a Sebastián Petean Pocoví (35) de cuatro delitos: apuñalar a su ex mujer que estaba embarazada de mellizas; haber querido asesinar a tres policías que formaron dos barricadas para detener su huida; y, por último, lo encontraron culpable de atropellar y asesinar a los uniformados de Motorizada Jorge Carlos Cussi (32) y Daniel Horacio Ríos (40).

Ignacio Blanco / Los Andes

Ayer cerca de las 20.20, el presidente de jurado popular leyó el veredicto que Petean escuchó con la cabeza baja, pose que adoptó durante las cuatro jornadas que duró este histórico debate. En tanto que familiares de los dos policías muertos celebraban desde el dolor la pena máxima que estableció el juez Rafael Escot. 

 
Primer veredicto por jurado popular en Mendoza

Tras la salida de Petean y del jurado de la sala de debates, los familiares de Cussi y Ríos se mantuvieron allí, abrazados y en compañía de un grupo de efectivos de Motorizada que se acercaron a acompañarlos. 

La deliberación secreta

Ayer a las 17, luego de que el juez Escot leyera las instrucciones, el jurado se reunió en la sala de deliberaciones y allí durante tres horas debatió si Petean era culpable o inocente.

Según trascendió, en un momento solicitaron un video en el cual se puede ver a la camioneta de Petean pasar por el control policial de Blanco Encalada, en la ruta 82, a unos 140 kilómetros por hora.  El video en cuestión fue una de las piezas utilizadas por un perito de la defensa para “plantar” una duda. Para el especialista, la camioneta del condenado se dañó tras pasar un cono que estaba en una base de cemento. Y estos daños hicieron que Petean perdiera el control del vehículo 300 metros después, cuando mató a los policías el 25 de mayo del año pasado.

Ignacio Blanco / Los Andes

Si esta “duda ”existió o no, sólo los 12 jurados lo sabrán y nadie más: la ley establece que la deliberación y el veredicto son secretos y no deben ser revelados a nadie y, menos que menos, al periodismo que, a su vez, no puede revelar ni la identidad ni mostrar los rostros del jurado. 

 

Lo único cierto es, entonces, que los 12 jurados “por unanimidad” encontraron culpable al guía de montaña Petean por los delitos de tentativa de femicidio (por apuñalar a su ex pareja); tentativas de homicidio (por tratar de atropellar en dos hechos a tres policías) y homicidio agravado por la calidad de policía de las víctimas y homicidio criminis causa (por la muerte de los policías Cussi y Ríos). Con este panorama el juez Escot sólo pudo dictar la pena de prisión perpetua.

Ignacio Blanco / Los Andes

La unanimidad del veredicto no es una condición menor: si uno solo de los jurados se hubiera opuesto, el debate se habría “estancado” debería haberse hecho un segundo juicio.  

Ignacio Blanco / Los Andes

Así las cosas, las tres horas de deliberación fueron seguidas con distintos grados de impaciencia por Fernando Guzzo, jefe de los fiscales de Homicidios que llevó adelante la acusación, y por los defensores Edgardo Izura, Cristian Vieira Leyton y Agustín Magdalena.  Pero quienes, sin duda, llevaron el mayor peso de la situación fueron los familiares de Cussi y Ríos que durante toda la semana concurrieron a Tribunales y revivieron, en silencio, la pérdida de sus seres queridos.
 

Caso aberrante

- El 25 de mayo de 2018 por la tarde Sebastián Petean Pocoví apuñaló a quien por entonces era su mujer, Carolina Seser. Estaba embarazada de mellizas.

-Tras el ataque, Petean escapó de la casa de Maipú en su camioneta Ford Ranger. Conocido el hecho, se montó un importante operativo policial y varios efectivos persiguieron al condenado durante 45 kilómetros por la ruta 82.

 

-Sólo se detuvo cuando embistió a dos policías. Había llegado a Luján. Así terminó con la vida de Jorge Cussi y Daniel Ríos. En el camino había intentado arrollar a tres de los efectivos que hacían barricadas.