+ Deportes Domingo, 10 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Un infierno: el Diablo volvió a meter la cola 

Godoy Cruz perdió 2-1 con Independiente (ganó en Mendoza despues de 50 años) y sigue último en la tabla de la Superliga.

Por Diego Bautista - dbautista@losandes.com.ar

Godoy Cruz sigue en rojo. Y no sólo porque sus números sean nefastos (está último, es el equipo más goleado de la Superliga y de 13 partidos perdió 11) y porque ayer Independiente le haya ganado de visitante por primera vez en su historia y en nuestra provincia después de 50 años. El Tomba está en rojo porque tiene un tremendo déficit de jerarquía, porque en el mercado de pases se dedicó a traer “apuestas” y porque el futuro no asoma demasiado alentador, al menos en los cuatro partidos que restan para el receso de fin de año. 

¿Hace falta decir que tendrá que traer refuerzos y no apuestas? ¿Es conveniente que Oldrá se siga exponiendo a esta situación dolorosa por más que los hinchas no lo vayan a insultar por su condición de ídolo máximo del club? 

Sigue en rojo. Godoy Cruz perdió por primera vez ante Independiente en Mendoza y el “Morro” se fue en silencio. | José Gutiérrez / Los Andes

En Godoy Cruz es indispensable modificar muchas cuestiones que nacen en el manejo personalista de la coyuntura. 

En lo futbolístico, este equipo no da la talla. No está a la altura de las circunstancias. Excepto el Morro García, Kevin Gutiérrez y vaya a saber cuántos más que se cuentan con los dedos de una mano, tienen la categoría necesaria para afrontar este momento. 

José Gutiérrez / Los Andes
José Gutiérrez / Los Andes
José Gutiérrez / Los Andes

Ayer, Godoy Cruz le ganaba bien a Independiente. Ante un equipo de Berón inconexo, el Tomba pegó primero con un estupendo cabezazo del “Morro” García tras una muy buena jugada colectiva (el centro de “Chicho” Aleo fue perfecto). El uruguayo pegó su grito número 50 en el Tomba e hizo estallar el Malvinas Argentinas. Después, el Expreso retrocedió, achicó espacios y le cedió la iniciativa a un equipo de Avellaneda que no supo cómo encontrar los caminos para llegar con claridad hasta el arco del debutante Juan Cruz Bolado, quien se mostró muy seguro durante toda la noche, a excepción de la jugada que derivó en el empate del Diablo. 

 

La clave de Godoy Cruz, en ese primer tiempo, había estado su capacidad para cortarle los circuitos de juego al Rojo, que salvo en los mano a mano de Domínguez ante Breitenbruch, no había complicó demasiado al equipo de Oldrá.

Pero en el fútbol, como en la vida, cambia. Todo cambia. En el entretiempo, el Gato sacó a Varela (amonestado) y metió a Jacquet para hacer dupla con Cardona. Y luego del empate, otra vez el Diablo metió la cola: Cardona perdió la cabeza, dejó al equipo con diez y con un penal que Silvio Romero cambió por gol. Con uno más, el Diablo manejó bien la ventaja y a Godoy Cruz no le salió ni el tiro del final.  ¿Podrá salir de este infierno?

 

Las claves

Centrales en Rojo: Jacquet y Varela (dos veces cada uno), Arena y Cardona han sido expulsados en Godoy Cruz en lo que va de la Superliga.

Gran convocatoria: Un muy buen marco de público tuvo el duelo entre el Tomba y el Rojo. El Rojo ocupó el sector norte y tuvo 9 mil entradas a la venta.

La avivada de siempre: Desaparecieron de las boleterías visitantes las entradas de menores, mujeres y jubilados y todos debieron pagar la popu a $800. 

 

Juan Bolado, otro hincha-jugador que cumplió un sueño

Juan Cruz Bolado hizo su debut absoluto en Primera División de AFA con la camiseta de Godoy Cruz. El arquero, que llegó a los 12 años al Expreso, tiene 22 años (nació el 22 de julio de 1997) y cumplió el sueño de toda su vida. Hincha del Tomba desde la cuna e hijo del DT Aldo Bolado, Juan Cruz mide 1,82 mts.

Atajadón. En esta jugada, Bolado le sacó un tiro libre a Domínguez que era gol | José Gutiérrez / Los Andes

El Gato Oldrá se inclinó por él debido a la lesión de Roberto Ramírez y al bajo nivel de Andrés Mehring. Al arquero, que luego del partido se abrazó con su padre, se lo vio seguro durante casi todo el partido (excepto en la jugada del 1-1) y muy bien en el juego con los pies. Aprobado.

Empujones, corridas y un final muy tenso
 

Un espanto. Al término del partido entre Godoy Cruz e Independiente por 2 a 1, se produjeron corridas, empujones e intentos de agresión en las entradas a la zona de camarines del Malvinas Argentinas, donde se produjo un cruce entre los jugadores de Godoy Cruz con el árbitro Ariel Penel y la policía.

Los primeros en llegar a esa zona fueron los reporteros gráficos (el fotógrafo de nuestro medio contó que intentó ser censurado por el Jefe de Prensa del Tomba, quien intentó taparle la cámara), quienes fueron obligados a abandonar el lugar por donde entran y salen todos los partidos.

Final caliente. Jugadores del Tomba separados por los efectivos | José Gutiérrez / Los Andes

Algunos rumores que se escucharon en la zona baja del Malvinas Argentinas indicaban que el juez principal habría tratado de “ladrón” al Morro García y habría intentado aplicarle un cabezazo. Sin embargo, eso fue imposible de chequear porque el delantero uruguayo se retiró del estadio raudamente y sin dar declaraciones.

El defensor de Godoy Cruz, Tomás Cardona, expresó en zona mixta que “no hubo nada y todo queda ahí”. En tanto, su colega Miguel Jacquet agregó que “no vio nada”.
Ahora, habrá que ver si Ariel Penel y sus colaboradores elevan un informe a la AFA por estos inconvenientes.

Oldrá se fue muy dolido

“A veces no tengo palabras, lo que si veo que hay situaciones que son reiteradas que nosotros tendremos que ser inteligentes”, comentó el DT de Godoy Cruz en conferencia de prensa. 

José Gutiérrez / Los Andes

Y agregó: “Después de un primer tiempo bueno, el segundo no fue bueno y con uno menos en el fútbol de Primera es dar muchas ventajas. Hay que revisar muchas cosas pero serán internas”.