Mundo Sociedad Martes, 31 de marzo de 2020

Un fármaco esperanza a Italia para evitar más internados en terapia intensiva por Covid-19

Se trata del ruxolitinil, que ya fue aplicado a algunos pacientes que estaban en grave estado de salud por el coronavirus.

Por Redacción LA

En paralelo a las pruebas con hidroxicloroquina, otro fármaco es protagonista de una experimentación con pacientes infectados con Covid-19 en Italia. Se trata del ruxolitinil (o ruxolitinilb), ya aplicado a ocho personas que estaban en grave estado de salud.

Los contagiados están en la fase más complicada del coronavirus, ya que padecían pulmonía intersticial. Muchos son intubados porque no pueden respirar de manera autónoma. Pero Spartaco Sani, del hospital de Livorno, Toscana, optó por el fármaco antes mencionado para analizar los efectos entre sus pacientes de entre 28 y 72 años. Los resultados fueron “completamente satisfactorios” según el médico: los pacientes volvieron a respirar sin asistencia mecánica en terapia intensiva.

 

Según consignó Clarín, si los experimentos confirman las bondades del fármaco, se abriría un horizonte promisorio: muchos pacientes lograrían curarse sin tener que ser destinados a la terapia intensiva. El profesor Sani dijo que el objetivo al suministrar el fármaco era doble “ante las condiciones de hiper inflamación”. 

El ruxolitinil suele utilizarse contra el rechazo del organismo durante el trasplante de médula. 

Por su parte, la dirigente de la sanidad de la región Tosca, Letizia Casani, declaró ante el inicial éxito del experimento: “Esperamos que el ruxolitinil permita no hacer llegar a los pacientes con un comienzo de crisis respiratoria a la terapia intensiva, garantizándoles una cura rápida”.

 

El diario italiano Leggo señaló que, además, Calabria está tratando de evaluar el ruxolitinib en algunos pacientes, según anticipó el Departamento de Protección de la Salud y Política de Salud de la región. Es una terapia experimental, iniciada el pasado 27 de marzo y autorizada por el Comité Regional de Ética, que actualmente involucra a tres pacientes ingresados en el hospital Cosenza. Se observó una mejoría clínica en los tres pacientes y dos de ellos ya no necesitaban oxígeno después de dos días de tratamiento.