Política Domingo, 14 de abril de 2019 | Edición impresa

Un día de campo y de mucha campaña en Alvear

Sin presencia peronista, Suárez, De Marchi y Ramón, además de Cornejo, se mostraron en la previa de la Fiesta Ganadera.

Por Gonzalo Villatoro - gvillatoro@losandes.com.ar

La Fiesta de la Ganadería, que se hará del 8 al 12 de mayo, tuvo ayer un adelanto con el tradicional almuerzo de los costillares al ensartador, aunque este año electoral la política copó la parada.  

En el campo la Sofía de Esteban Perfumo, 60 kilómetros al este de Alvear, se realizó la presentación en sociedad de la Fiesta y al primero que Javier Odetti, presidente de la Cámara de Comercio alvearense, recibió fue al gobernador Alfredo Cornejo, que llegó con el intendente Walther Marcolini y funcionarios provinciales.  

Sin embargo, el mandatario (que el año pasado no participó del festejo) no fue la única figura política que se dio una vuelta por el llamado Día de Campo También recorrieron los corrales, degustaron un plato de locro y hasta se chuparon los dedos después de saborear los exquisitos costillares, Rodolfo Suarez y Mario Abed, la fórmula 100% radical que competirá en las PASO.

 

Pero ahí no terminó el desfile de candidatos: el otro competidor por el frente Cambia Mendoza, Omar de Marchi, paseó a la vista de todos por el predio. Y para completar el panorama, el también precandidato por Protectora, José Luis Ramón, viajó varios kilómetros para decir presente, aunque más no sea unos minutos.        

Todos dejaron su marca

El Gobernador se sumó a la presentación de la Fiesta de la Ganadería pero la intención de fondo era otra: abrir una válvula de prueba para mostrar que el acueducto ganadero Bowen-Canalejas va viento en popa. Una obra ideada para llevar agua de calidad a los campos de secano para consumo animal que tiene 603 kilómetros de cañería, cubre casi un millón de hectáreas y tiene una inversión que rondará los 300 millones de pesos.

Después, con un marco político inédito en la historia del Día de Campo, el presidente de la entidad organizadora, Javier Odetti, también metió un bocadillo.

Aunque el evento nunca tiene discursos, el dirigente se tomó un minuto para agradecer por la obra del acueducto que “desde la cámara reclamamos tantos años”, se mostró muy conforme por la habilitación del tránsito de carga pesada por el Paso Pehuenche y tras cartón reclamó por la ruta 188 que une Alvear con San Rafael y Malargüe:“Tenemos que ponernos firmes para pelear por la ruta 188 que une los departamentos del sur, para que sea una conexión inmediata hacia el Pehuenche. Tenemos que sacar esta ruta adelante”.

 

Rodolfo Suarez se mostró más bien serio, tranquilo y eso se notó cuando le consultaron por su postura a favor de modificar la ley 7722. Con total serenidad explicó que “siempre con los controles pertinentes y preservando el agua sobre todo, estoy a favor de que se haga un desarrollo minero. Modificando en ciertos puntos la ley podemos generar cerca de 20.000 puestos de trabajo. Omar de Marchi se paseó como uno más y a la hora del almuerzo aceptó el convite del Gobernador y se sentó a su lado a comer.

Ese gesto no le impidió marcar una diferencia sustancial con Cornejo en caso de llegar a la gobernación. “Vamos a tener un dialogo fluido con todos los sectores porque es la manera de avanzar con políticas de fondo y grandes consensos y en eso hay un déficit a nivel provincial”.    

José Luis Ramón no permaneció más de una hora en el campo La Sofía, pero fue suficiente para estar en las fotos, mostrarse cerca de De Marchi y de paso hacer un poco de “lío”.

 

“El verdadero lío que armamos fue el de instalar una nueva fuerza política en Mendoza, sobre todo para que este gobernador y los candidatos que tiene no tengan un doble mensaje. Dicen que protegen el agua en los discursos en Alvear y están habilitando pozos petroleros (fracking) que contaminan el agua”, disparó y se fue.