+ Deportes Lunes, 17 de febrero de 2020 | Edición impresa

Un desahogo: a paso “Lentini”, Gimnasia hizo justicia en el final

Con un gol de su centrodelantero en el último suspiro del encuentro, el Lobo venció merecidamente a Almagro por 1 a 0.

Por Diego Bautista - dbautista@losandes.com.ar

A paso cansino, como resistiéndose a un destino que parecía inexorable, el plateísta había comenzado a bajar las altas escaleras de la platea del estadio Víctor Legrotaglie.

El murmullo de la popular lo hizo levantar la vista repentinamente y ver cómo Lucas Carrizo recuperó el balón (sin falta ante Torres), tocó con Aguirre y este abrió para Llama, quien mandó el último centro de la tarde al corazón del área, el ingresado Bossio peinó el balón (Limousín quedó a mitad de camino) y Lentini la empujó con el muslo izquierdo. El grito desaforado significó un tremendo desahogo. Para Lentini, que había tenido cinco chances claras para abrir el marcador y para todo el pueblo mensana que festejó el triunfo a más no poder. No era para menos, Lobo.

 

Tan justo como necesario. Vital. Apoteótico. Con el sabor a hazaña que otorgan los éxitos que llegan en la agonía del partido, con el último suspiro, con el tiro del final. En definitiva, fue un tiro para el lado de la justicia. El punto era un premio castigo para el equipo de Pozo. 

Orlando Pelichotti / Los Andes
Orlando Pelichotti / Los Andes

Sí, porque Gimnasia no mereció sufrir tanto para derrotar a Almagro. Desde los vestuarios, el Blanquinegro salió decidido a ganar el partido.  Y lo fue a buscar con un 4-1-4-1 que se hizo elástico para presionar alto y compacto para asociarse y generar fútbol en espacios reducidos.

El Lobo eligió la derecha como flanco de ataque vía Molina, López y Llama (en el primer tiempo) luego de gestar asociaciones con las zurdas de Ramírez y Andrada. Si Gimnasia no logró resolver antes el resultado a su favor fue porque Lentini, su referencia de área, anduvo demasiado errático en la sintonía fina de darle un pase a la red. No por nada el Lobo llevaba más de tres partidos sin convertir goles... 

A pesar de las situaciones perdidas, el Lobo jamás perdió la calma. Es cierto que el Tricolor de José Ingenieros también tuvo sus posibilidades (Marchiori tapó tres claras) para ponerse en ventaja y cambiar el rumbo del desarrollo.

 

Diego Pozo tampoco entró en la desesperación. El DT leyó bien el partido y acertó con las modificaciones. Bichi González le dio claridad y verticalidad por derecha, y con Berterame ganó velocidad por ambos costados. Pero el gol no llegaba y parecía que no era la tarde del Lobo. Y mucho menos del héroe menos pensado de un pleito que, justamente, demoró en hacerse justicia sólo por “Lentini”. 

Orlando Pelichotti / Los Andes
Orlando Pelichotti / Los Andes

Pozo: “Esto nos permite trabajar tranquilos” 

El entrenador de Gimnasia, Diego Pozo, cumplió ayer 42 años de edad y lo festejó con una agónica victoria ante Almagro que le permitió al Lobo volver al triunfo después de tres derrotas consecutivas. 

¡Felices 42, Diego! El entrenador de Gimnasia cumplió años y lo festejó con un triunfo inolvidable. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Luego de finalizado el encuentro, el DT que debutó el 16 de julio del año pasado ante River por la Copa Argentina, analizó el encuentro: “Se nos hizo difícil, buscamos el partido de la manera que pudimos. Enfrentamos a un equipo que nos esperó y teníamos que ser protagonistas. Lo fuimos a buscar a nuestra manera y ganamos bien”. 

Si bien no se mostró exultante con el juego de su equipo, Pozo admitió sentirse “conforme”. “Todavía nos falta, pero tuvimos la pelota el 73 por ciento del partido y generamos chances. Ellos también tuvieron tres o cuatro claras, pero nosotros quedamos expuestos porque teníamos que ir a buscar el partido y volver al triunfo”.

 

Y agregó: “Sabíamos que teníamos que ganar porque pasábamos a tres rivales. Hoy nos vemos de la mitad de la tabla para arriba y nos permite trabajar más tranquilos. Hay un pelotón de equipos que está ahí, vamos a ir a buscar y estos pibes van a dejar todo para que Gimnasia esté bien arriba. Y hoy se demostró con ganas, actitud y un poco de juego”. 

Consultado sobre las declaraciones de Esmerado sobre la actuación del árbitro, el ex arquero del Tomba expresó: “Si el fin de semana pasado no hablé del árbitro, hoy menos. Son declaraciones de otras personas, no mías”. 

Además de confirmar que Renzo Vera “salió por una contractura en el gemelo que viene arrastrando”, elogió a los que ingresaron.
 

Esmerado se fue en llamas

Ni bien el juez Franklin pitó el final del partido, Gastón Esmerado (DT de Almagro) salió disparado del corralito para ir en busca del hombre de negro. Allí, la policía intervino y lo frenaron a escudazos. ¿Qué reclamaba el Gato? Una falta en la jugada previa al gol de Gimnasia. “Si cobraba foul el partido ya se terminaba y quizá nos llevábamos un punto. Sabíamos que podía pasar esto”. Otro que disparó duro contra la actuación del árbitro fue el mendocino José Méndez (ex Lepra), quien no ingresó, pero manifestó que “el partido estaba arreglado”. Duro.