Por los Departamentos Martes, 19 de mayo de 2020

Un comedor de Los Corralitos necesita colaboración para seguir ayudando a niños y niñas

"Mi felicidad es tu sonrisa" debió reducir sus dosis diarias de almuerzo y merienda a sólo dos veces por semana debido a la falta de fondos.

Por Natalia Vázquez Mocayar - Especial para Los Andes

El comedor y merendero “Mi felicidad es tu sonrisa” está atravesando un difícil momento, es por ello que debido a la fuerte crisis ha tenido que reducir la dosis diaria de almuerzo y meriendas a sólo dos veces por semana. Además, la cantidad de niños y niñas que recurren al lugar por una copa de leche también se ha visto acrecentada en el último tiempo.

 

“Mi felicidad es tu sonrisa” cuenta con dos sedes, una en la calle Severo del Castillo al 9880 y la otra en el barrio San Vicente, ambas en el distrito Los Corralitos de Guaymallén. Está caracterizado por haber sido, desde que abrió sus puertas, de gran ayuda para chicos y chicas de barrios en situación vulnerable ofreciendo todos los días el almuerzo y la merienda. Pero a raíz de la fuerte crisis que atraviesa el país, debido a la pandemia por coronavirus y a la falta de fondos, es que debieron reducir esas dosis diarias a solamente dos veces por semana.

Un grupo de mamás recolecta los insumos, preparan los almueroz y meriendas y ayudan también juntando ropa. - Gentileza

Cassandra y Flavia son las coordinadoras de ambas sedes, pero están acompañadas de un gran grupo de madres en el cual todas colaboran para poder brindar una mano a quienes más lo necesitan. Gracias a las donaciones de la gente y lo que ellas suman de sus bolsillos, este grupo de heroínas le da de comer a más de 80 chicos de todas las edades. Pero no sólo eso, sino que también juntan, lavan y arreglan ropa para quienes no tienen. Además ayudan a las familias de los pequeños con sábanas, frazadas y toallones.

 

El movimiento Barrios de Pie junto con los miembros de Somos Casas de Encuentro colaboran con la leche para que puedan ofrecer la merienda, pero desafortunadamente sólo alcanza para poder abastecer a una de las sedes. Es entonces que la leche para la otra sede, los insumos para los almuerzos y la comida para acompañar la merienda corre por cuenta de las coordinadoras, las mamás y los colaboradores que cada día llevan adelante la posibilidad de poder brindar la ayuda necesaria.

Entre las mamás hacen posible que muchos chicos también puedan celebrar su cumpleaños. - Gentileza

“Nosotras no cobramos ningún plan social, ni tampoco cobramos un sueldo por lo que hacemos. Esto lo hacemos porque hay gente que lo necesita, hay niños que lo necesitan y nosotras al ser todas mamás queremos ayudarlos”, explicó Cassandra Buduan, la encargada de la sede ubicada en la calle Severo del Castillo, a Los Andes.

 

Luego agregó que junto con su colega, Flavia Quiroz, quien es responsabe de la sede del baririo San Vicente, tienen muchos proyectos e ideas para poder brindarle ayuda a muchos más niños y niñas que lo necesitan, algo que lamentablemente no pueden concretar por cuestiones económicas. Es debido a esto que para ellas es fundamental recibir colaboración de quienes puedan hacerlo, para no tener que verse en la forzada situación de cerrar las puertas del comedor y merendero que oficia como el segundo hogar de muchos pequeños.

Quienes quieran y puedan dar una mano pueden hacerlo llamando o enviando un WhatsApp al número (261) 155122798 y comunicarse con Flavia o Cassandra, las dos coordinadoras del comedor y merendero “Mi felicidad es tu sonrisa”. O sino también a través de su página de Facebook.