Sociedad Viernes, 12 de abril de 2019

Un chef mendocino dejó todo para ayudar a los venezolanos refugiados

Vendió su camioneta y juntó todo su dinero para mudarse a Colombia donde ayuda a los que escaparon de la crisis de Venezuela.

Por Redacción LA

Javier Sosa es un chef mendocino que se solidarizó con el pueblo venezolano que recibe asilo político en la ciudad Cúcuta, Colombia. Trabaja en un refugio para venezolanos que escaparon de la crisis política, económica y social. El objetivo para él es "ayudar al prójimo" con lo que sabe hacer. 

 

El cocinero profesional aseguró en una entrevista en una Radio Nihuil que su objetivo era ir a cocinar y alimentar a sus “hermanos venezolanos”. Pero allí encontró algo más, no solo debe preparar los alimentos sino que también tiene un contacto cercano con cada uno de ellos. “Vine a cocinar, pero a eso se le suma darles un abrazo, compartir un ratito y un tabaco, como dicen los venezolanos”, expuso Javier.

En su experiencia en el país latino indicó que hace abundante comida a diario para producir al menos 400 viandas. Asimismo, indicó que muchas veces tienen que ingeniárselas para poder realizar la tarea. “Hice un ollón de 170 litros con 400 viandas a la orilla del río a leña, porque el refugio a veces se queda sin gas”, comentó.

 

Javier relató que es la primera vez que realizaba un viaje tan largo, ya que solo había cruzado la cordillera mendocina para llegar hasta Chile. Además, expresó que su solidaria tarea tuvo inicio en un llamado interior tras ver las imágenes de la crisis venezolana en los medios de comunicación. “Dije lo hago y lo hago, es parte de mi locura. Me desespera poder darles un plato de comida a los venezolanos y el objetivo se está logrando”, comentó el chef que vendió su camioneta y juntó todo su dinero para emprender el humanitario viaje.

“Surge de la necesidad de ayudar al prójimo”, dejó entrever su espíritu solidario.