Espectáculos Sábado, 1 de septiembre de 2018 | Edición impresa

Un amor fuerte a la distorsión

Recuperando la savia y el sonido del rock alternativo y el nü metal, tres bandas locales se unen para un recital a beneficio del Notti.

Por Mariana Guzzante - mguzzante@losandes.com.ar

Desde que tienen memoria, enchufan y suben el volumen. Y si bien no llegan al metal, adoran la música pesada sin etiquetas. 

Extrañando la distorsión, extrañando los aullidos, reviven el rock alternativo que calaba en los ‘90 y que sobrevivió al cambio de siglo. 

Las tres bandas tienen historias y trayectorias similares. Desde hace dos años, vienen agitando el circuito del under mendocino.

NENA, por ejemplo, ha teloneado a Carajo y a Peligrosos Gorriones y lleva más de 15 recitales demostrando un poder ascendente. Ya grabaron un Ep homónimo y, este año, piensan lanzar el segundo. 

 

Compuesta por Sebastián Zárate (voz), Eduardo Merta (guitarra), Diego Montivero (bajo), Sebastián Hoffmann (guitarra) y con el batero invitado Álvaro Bensi, los NENA riegan el combustible en temas como “Obsceno”, “Salamadra”, “Juegue” y demás temas propios en español cuyas letras cuentan historias de amor, sexo, luchas sociales. 

Uno de los temas revive en clave grunge el cacerolazo de 2001. Y no es casual que ahora vuelva a sonar, en medio de la atmósfera compleja que vive el país. 

Las bandas que completan este recital son Ámbar y Alud.

Las tres pertenecen al género de gladiadores que, como decíamos, buscan el heavy metal popular, el que se ha dado en llamar nü metal. 

 

¿Qué es? En la superficie, un cambio de cueros y tachas por tatuajes y  ropa de deportes extremos. En lo profundo, elementos del hardcore, el punk, el hip hop, el gusto por no dejar afuera ni el skate y ni el reggae. De la avanzada de bandas importantes, como Deftones, Papa Roach o Slipknot, la generación MTV recordará dos: Korn y Linkin Park. 

Bases electrónicas y estribillos rapeados configuran esta forma de música pesada, más industrial que nunca pero, a la vez, extrañamente cercana. 

Eso inauguró el nü metal en 1994. Se trata de la primera generación verdaderamente desprejuiciada en lo musical: la guitarra y el ritmo ametrallante están allí, pero con investigaciones diversas.

Esas son las influencias que corren por las cuerdas y las gargantas de estos exponentes locales: remantándonos a Deftons y Stone Temple Pilots. 

“No indies”, repiten al unísono. Y suena ya casi como una declaración de principios. 

 

La Ficha

Rock por el Notti
Bandas: NENA, Ámbar, Alud. 
Día y hora: hoy, a las 21.
Lugar: Sala 3, Nave Cultural (España y Maza).
Entradas: Un alimento no perecedero, más $50. 
Evento a beneficio del Hospital Notti.