Turismo Domingo, 18 de diciembre de 2016 | Edición impresa

Tucumán: nuevo parque temático

Por Télam

Un nuevo parque temático abrió sus puertas hace unos días en el predio del Observatorio Astronómico de Ampimpa, a 153 kilómetros al noroeste de la capital tucumana. El espacio se denomina “Intihuatana Terraza del Sol", y se suma al gran patrimonio cultural y turístico de los Valles Calchaquíes.

Este nuevo emprendimiento permite a los visitantes apreciar un espectáculo panorámico único desde balcones y miradores situados a 150 metros de altura. El Observatorio Astronómico de Ampimpa, que pertenece a la Universidad Nacional de Tucumán, está en el Departamento Tafí del Valle, en los faldeos occidentales de las Cumbres Calchaquíes. "El parque está pensado en relación a las nuevas políticas nacionales de fomento de las energías alternativas, resaltando el funcionamiento de la energía solar y eólica", explicó el director del Observatorio, Alberto Mansilla.Vale agregar que se va a integrar al significado y al uso que los pueblos antiguos daban al Sol como instrumento para medir el paso del tiempo.

El complejo está equipado con audioguías portátiles que posibilitan el acceso a todos los contenidos a través de los celulares. El objetivo es que los visitantes disfruten de los paisajes increíbles y al mismo tiempo vivan el contacto que se da entre las antiguas culturas y las nuevas tecnologías. Es un sincretismo perfecto entre lo antiguo y lo moderno.

Todo un circuito

El nuevo parque temático forma parte del circuito de los valles tucumanos, con epicentro en Tafí del Valle. Este lugar es apto para caminar o cabalgar entre sus cerros, practicar kayak o canotaje en el dique La Angostura, hacer mountain bike por sus senderos de tierra, conocer sus productos artesanales, degustar sus comidas típicas, y visitar el Museo y Capilla Jesuítico de La Banda, que alberga también un mercado artesanal y un restaurante de comidas tradicionales. Otro sitio de interés turístico es la cascada Los Alisos, ubicada en el centro del cerro Muñoz y La Quebradita. La zona es ideal para caminatas, picnics o cabalgatas. Vale agregar que hay un pequeño morro en donde se ubica un Cristo Redentor, con dominio de todo el valle. También están por allí las tradicionales estancias donde los visitantes pueden hospedarse y conocer el proceso de fabricación de quesos.

Siguiendo el circuito de los Valles, se llega a Amaicha del Valle, que tiene uno de los mejores microclimas del mundo y años de tradición.
Rodeado por los ríos Tipas y Tacanas y a 1.087 metros de altura se encuentra la villa turística de San Pedro, donde se pueden visitar los yacimientos arqueológicos de Piedra Pintada, que muestran signos tallados por culturas ancestrales en honor a la fertilidad y las cosechas.

Finalmente hay que mencionar a la reserva Fitozoológica Carlos Pellegrini, donde se puede aprender sobre la vida de más de 150 especies exóticas como tucanes, leones, tigres de bengala y flamencos; y otras autóctonas como zorros, águilas, pumas y tapires, entre otros.