Mundo Club House Viernes, 14 de junio de 2019

Tu paladar lo va a agradecer: Aros de cebolla rellenos de queso y aceitunas

Sin dudas, entre las comidas rápidas, ésta es la más rica. Fácil de preparar e ideal para acompañar con salsas.

Por Redacción CH

Los aros de cebolla son la perdición de aquellos que aman lo salado. Este plato es uno de los tipos de comida rápida propia de países del norte, como Estados Unidos y Canadá. La cebolla, es uno de los ingredientes principales en muchas cocinas y es la verdura indicada para acompañar otros alimentos tales como ensaladas, saltas, salteados, entre otros.

Esta receta puede acompañarse de ricas salsas (rojas o blancas), así como otras comidas rápidas como hamburguesas o pollo frito, y también para platillos estilo barbacoa, milanesas. También son muy ricas como entrada junto a un buen aperitivo.

Si bien el origen de esta especialidad no se conoce con exactitud; se cree que este plato se prepara desde 1802, fecha en la que se conoce una formula llamada “cebollas fritas”. Luego de varios años, en 1933 un anuncio con una receta de aros de cebolla apareció en una revista de The New York Times.

Más allá del debate, estos aros son cebollas cortadas de manera tal que puedan colocarse en forma de anillo. Son rebozados y luego fritados, lo que les brindan un aspecto crujiente debido a la masa frita de que están rodeados. Existen varios estilos y formas de preparar los aros, tales como disponerlos juntos de forma rectangular, por separado o con otros alimentos como jalapeños.

Ingredientes

  1. 2 cebolla pequeña cortada en aros
  2. 10 rodajas de longaniza
  3. 6 fetas de queso de máquina
  4. 50 g de kétchup
  5. 10 aceitunas verdes
  6. Harina
  7. 1 huevo
  8. Pan rallado
  9. Aceite para freír

Paso a paso

  1. En una placa forrada, distribuir con separadores de freezer los aros de cebolla.
  2. Disponer en cada uno una feta de longaniza, sobre ella una porción de queso cortado en juliana.
  3. Agregar las aceitunas cortadas.
  4. Tapar todo con el ketchup y llevar al freezer hasta congelar por completo.
  5. Retirar e inmediatamente pasar por harina, huevo y pan rallado.
  6. Llevar nuevamente al freezer por espacio de una hora.
  7. Luego, retirar y freír en aceite caliente.

Servir y disfrutar.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.