Política Jueves, 17 de octubre de 2019 | Edición impresa

Tres nuevas encuestas confirman que Macri aún corre muy atrás

Con la marcha del “Sí, se puede” recorriendo el país, dos de los sondeos mantienen la amplia distancia a favor de Alberto Fernández.

Por Horacio Aizpeolea - Corresponsalía Buenos Aires

Ayer en Río Cuarto, Córdoba, ante sus seguidores reunidos en una esquina céntrica, el presidente y candidato a la reelección, Mauricio Macri, repitió lo que viene diciendo en las distintas marchas del “Sí, se puede”: que es posible dar vuelta la derrota de las PASO del 11 de agosto, que los votantes de Juntos por el Cambio tienen que ser capaces “de transmitir esta energía, de transformarla en acción para hacer historia”. El optimismo presidencial, no obstante, parece que no bastará para forzar un balotaje si se tienen en cuenta los últimos sondeos sobre el resultado que tendrá la elección del 27 de octubre.

Ayer se conocieron tres nuevas encuestas sobre el escenario electoral. Opina Argentina (en un trabajo hecho para el diario Clarín) arrojó un 52% de apoyo a la fórmula presidencial del Frente de Todos, contra un 32% para Macri/Pichetto. 

 

La Universidad de San Andrés, con una muestra nacional de 1.080 casos, ubicó a Alberto Fernández con un 38%, y a Macri, con un 30%, que con la proyección de votos indecisos pasan a un 47% para los Fernández y un 37% para Juntos por el Cambio. Esta sería la encuesta más auspiciosa para el macrismo. 

El relevamiento de Ricardo Rouvier, hecho para el gobierno bonaerense, le da un 53,6% a Fernández y un 32,5% a Macri.

 

Pese a estos números, el diputado nacional de la UCR por Mendoza, Luis Petri, expresó en charla con Los Andes un optimismo que va en tono con el del Presidente: “No nos imaginamos siendo oposición porque no creemos que existan las elecciones que se ganan o se pierden en las vísperas. Y creemos que hay una elección más por darse el 27 de octubre. Estamos confiados en que tenemos las posibilidades ciertas de entrar al balotaje. Estamos luchando por eso”.

“Nosotros no bajamos los brazos. No podemos sentirnos ya derrotados sino por el contrario. Claro que hubo una elección el 11 de agosto que generó una diferencia importante a favor del candidato del Frente de Todos. Pero no podemos subestimar a la ciudadanía diciendo que por haber votado en agosto, ya votó en octubre”, insistió Petri.

 

Último tramo de campaña

El oficialismo, aquejado por las malas noticias económicas, apuesta a las marchas del “Sí, se puede”. Ayer hubo recorrido por localidades cordobesas; hoy, Macri pasará por Reconquista, Santa Fe, y por Sáenz Peña, Chaco, mientras el viernes habrá acto en Corrientes. 

Juntos por el Cambio tiene grandes expectativas para este sábado: espera congregar una multitud en torno al Obelisco porteño, lo que sería una noticia de alcance nacional.

 

Mientras, el Frente de Todos transita de manera menos frenética estos últimos siete días de campaña (el viernes 25 empieza la veda). Ayer por la mañana, Alberto Fernández tomó examen a sus alumnos de Teoría General del Delito y Sistema de la Pena, en la Facultad de Derecho de la UBA. Por la tarde, alrededor de una gran mesa, se sentó acompañado por Sergio Massa, Daniel Arroyo (¿futuro ministro de Desarrollo Social?) y Santiago Cafiero con empresarios que se sumaron a la “Convocatoria contra el Hambre”. También recibió a una delegación de Unicef (la semana pasada, a representantes del Banco Mundial).

En tanto, la coalición peronista/kirchnerista tendrá hoy su gran acto: celebrará el 17 de octubre en Santa Rosa, La Pampa, donde Alberto Fernández y Cristina Fernández compartirán el escenario. También habrá lugar para la foto con la mayoría de los gobernadores peronistas. La última vez que los Fernández estuvieron juntos en un acto de campaña fue en Rosario, cuatro días antes de las PASO.

 

Ayer, desde el PJ pronosticcaron que en Santa Rosa se reunirán entre “10 mil y 15 mil personas”. La decisión de conmemorar el “Día de la Lealtad” en La Pampa es todo un reconocimiento al gobernador Carlos Verna, quien desde el inicio de la gestión de Macri manifestó abiertamente sus críticas al modelo de Cambiemos. Verna, además, fue uno de los primeros gobernadores que abrió el diálogo para unificar al PJ, iniciativa que le dio buenos réditos: el peronismo no solo retuvo la gobernación, sino que le arrebató la intendencia de Santa Rosa al radicalismo gracias al kirchnerista Luciano Di Nápoli.

La pelea por los “índices” entre ambos candidatos 

“El presidente está preocupado porque levanto mi índice al hablar. Pero hay índices que le arruinan la vida a la gente y condenan a millones a la pobreza. Presidente: sea serio y preste atención al índice de inflación, que da cuenta de la calidad de su gobierno”, publicó ayer el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, en la red social Twitter. Mauricio Macri, al desembarcar con la campaña en Río Cuarto, había dicho recordando el gesto de su rival durante el debate de candidatos presidenciales del domingo pasado: “No queremos más deditos que nos disciplinen y nos digan cómo tenemos que pensar y cómo tenemos que vivir, no queremos a los prepotentes que se creen los dueños del poder”. 

 

Después agregó: “Hoy estamos mucho mejor parados que hace cuatro años; se construyeron las bases para un futuro”.