Economía Sociedad Sábado, 4 de abril de 2020 | Edición impresa

Tras el caos, los bancos pagan a los jubilados hoy y mañana

La población que más riesgo corre por el coronavirus hizo cola durante horas.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

La zona bancaria mendocina pareció ayer, hasta entrada la tarde, haber vuelto a la actividad habitual, como si no rigiera la cuarentena. Extensas colas, con gran cantidad de mayores de 65 años, que en muchos casos no respetaban la distancia mínima aconsejada, fueron una imagen que se repitió en sucursales de la provincia y el país. Tras las lógicas críticas por la imprevisión, el Gobierno nacional acordó con el gremio que los bancos abran desde hoy hasta el miércoles, en horario extendido de 8 a 15.

El nuevo operativo de emergencia para pagar empezó a conocerse al mediodía, cuando el Banco Central comunicó que las entidades financieras deberán abrir este fin de semana. Por la tarde se supo además que atenderán dos horas más de las habituales.

Así, en Mendoza la apertura se realizará a las 8, como siempre, pero el cierre será a las 15.  Sólo atenderán, se insistió, a beneficiarios de haberes previsionales y pensiones que no cuenten con tarjeta de débito.

Además, según el calendario de pago (ver aparte) deberán acudir  los beneficiarios de prestaciones, planes o programas de ayuda abonados por Anses: Asignación Universal por Hijo (AUH), Asignación Universal por Embarazo (AUE), quienes cobran seguro de desempleo, pensiones contributivas, nacimientos y matrimonios. En todos los casos, siempre que no tengan tarjeta de débito.

 

Después de cumplir dos semanas completas desde el cierre, algunas sucursales abrieron ayer para que pudieran cobrar sus jubilaciones y pensiones quienes no cuentan con tarjeta de débito. Desde la Asociación Bancaria habían estimado que se encuentran en esta situación el 10% de los jubilados y pensionados, es decir unos 35 mil en Mendoza. Pero, además, sólo deberían haber ido ayer -o entre lunes y miércoles- los que no pudieron cobrar por ventanilla  desde el 20 de marzo, lo que reducía aún más el universo.

Sergio Giménez, secretario general de la Asociación Bancaria en Mendoza, explicó que entre 35 y 40% de los que hicieron la cola iban a preguntar si tenían depositados sus haberes de abril, cuando el cronograma de pago de este mes comienza el miércoles próximo. También hubo quienes querían pagar la tarjeta de crédito, preguntar por qué no les habían descontado un préstamo personal o pedir el resumen de cuenta. Además, acudió un número importante de adultos mayores que, a pesar de tener la tarjeta de débito activa, prefirió esperar para cobrar por ventanilla

En tanto, aunque en menor medida, hubo beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo que, pese a que se había dividido el pago entre ayer, el lunes y el martes, por terminación del DNI, acudieron el primer día cuando les correspondía otro.

Giménez reconoció que alrededor del 40% del personal bancario está fuera de funciones porque se trata de personas con factores de riesgo o porque deben cuidar a sus hijos que no están escolarizados. Pero como el operativo estaba orientado únicamente al pago por ventanilla, aseguró que se cubrieron todas las bocas de caja que tenían disponibles las sucursales que abrieron. Incluso, algunos bancos habían previsto la posible apertura de otras cercanas a los centros de pago, para agilizar la atención, como ocurrió en San Rafael.

En general, agregó Giménez, a las 14 se había terminado de atender a todos los que acudieron a los bancos y en algunas sucursales se observaba una fila de 50 a 100 metros que, con la separación recomendada, se trataba de muy pocas personas. “En los Nación de Guaymallén (Villa Nueva) y Las Heras, se decidió extender el horario de pago hasta las 15.30 con el objetivo de atender a todos los adultos mayores y beneficiarios de la Anses”.  

 

Poca distancia

Después de varios días en los que las calles del Centro estuvieron vacías, en la mañana de ayer volvieron a poblarse. En los alrededores de la plaza San Martín, cuyas baldosas mojadas olían a lavandina, había en las veredas de ambos lados colas de personas que esperaban cobrar en alguna de las varias sucursales de la zona.

Aunque en algunos tramos de la fila los que esperaban guardaban distancias de hasta 3 o 4 metros, a medida que se acercaban a la puerta del banco, se producían aglomeraciones. De nada servía que policías en auto o preventores de Capital a pie recordaran por megáfono que había que conservar la separación de más de un metro.

 

Como un perro que se muerde la cola, la fila para entrar al Banco Nación de Gutiérrez y San Martín empezaba en la puerta de entrada y daba la vuelta a toda la manzana para encontrarse con los que estaban por ingresar. Sobre calle Necochea, una preventora de la Municipalidad de Capital iba pidiendo con voz fuerte a la gente que se hiciera para atrás, al retroceder se generó un agolpamiento de siete personas entre las que se encontraba una mujer mayor, sin barbijo y con un cigarrillo encendido.

A metros de llegar a la puerta, a las 10.30, Teresa Castro contó que había llegado a las 7 y que tuvo un intercambio con una persona que le dijo que se hiciera hacia adelante, negándose ella a dicha acción (porque no iba a guardar el metro y medio aconsejado). Ante la respuesta de la mujer la otra persona entonces respondió  que si no se movía se le iba a adelantar; algo que no ocurrió.

“La gente no toma conciencia de lo que estamos pasando”, señaló Teresa, protegida con anteojos de sol, un colorido barbijo y guantes. Y añadió que tendría que haber cobrado su jubilación el 26 de marzo y recién pudo hacerlo ayer.

Aunque en el mundo hay muertes en todos los grupos etarios, se sabe que la franja de más de 65 años es la de mayor riesgo, junto con quienes tienen alguna patología de base. Pero a la imprevisión por parte del Gobierno nacional de no haber calculado que la concurrencia de personas podía ser masiva, se sumó la imprudencia de algunos adultos. Como la de dos hombres mayores que, después de cobrar, decidieron disfrutar de un cafecito en una especie de barra improvisada en un minimarket.

Mientras en algunos sitios se colocaron incluso baños químicos en la vereda o, como en Godoy Cruz, se ordenaron las colas con un drone y vallas que puso la comuna, en otros faltó personal que organizara las filas y que definiera de un modo claro la prioridad de ingreso. 

Cómo sigue

El Banco Central de la República Argentina dispuso que las sucursales bancarias atenderán por ventanilla desde hoy hasta el miércoles, ampliando sus horarios de 8 a 15, exclusivamente a jubilados y pensionados que no tengan tarjeta de débito según el siguiente cronograma:

Pendientes de cobro de marzo y jubilaciones no contributivas

Hoy: DNI terminados en 0 y 1

Mañana: DNI terminados en 2 y 3

Lunes: DNI terminados en 4 y 5

Martes: DNI terminados en 6, 7, 8 y 9

Beneficios correspondientes a abril

Lunes: pensiones no contributivas para DNI terminados en 4 y 5

Martes: pensiones no contributivas para DNI terminados en 6, 7, 8 y 9

Miércoles: jubilaciones y pensiones contributivas menores a 17.859 pesos para DNI terminados en 0

A partir del lunes 13 de abril, se continua con el cronograma ya anunciado por la Anses.