+ Deportes Viernes, 10 de mayo de 2019 | Edición impresa

Traigan vino que “Copas” sobran: el Tomba, de nuevo en los octavos de la Libertadores

Como hace dos años, otra vez de la mano de Bernardi, Godoy Cruz se metió en octavos de final de la Libertadores.

Por Diego Bautista - dbautista@losandes.com.ar

Gloria a este extraordinario Godoy Cruz, el orgullo provincial y el mejor embajador del fútbol mendocino. Si por algo hay que sacarse el sombrero frente a este equipo de Lucas Bernardi, silencioso y humilde, ideado a imagen y semejanza de su DT, es por el legado que deja: dos clasificaciones a octavos de final y la promoción desenfrenada de futbolistas de la casa.

Marcelo Rolland / Los Andes

El Tomba les demuestra al resto de los equipos del Interior que se puede. Sí, porque se puede heredar un proyecto (que había comenzado muy mal), enderezar el rumbo, armar un equipo confiable, compartir una idea desde el convencimiento, protegerse en la adversidad, no aflojar, poner el corazón, no alejarse del camino fijado, no echarle la culpa al otro, no llorar, apostar al nosotros, eliminar el yo y lograr que el todo sea más que la suma de las partes. Habrá que sacarse el sombrero frente a este equipo de Bernardi, que desde hace muchos años forma parte de los libros del fútbol mendocino.

 

La historia dirá que un jueves 9 de mayo de 2019, en el Malvinas Argentinas y ante un rival chileno (con todo lo que ello significa para un equipo de estos lares), el Tomba escribió el capítulo final de otra clasificación histórica a octavos de final de la Copa Libertadores.

El resumen

Obligado por las circunstancias, la “U” de Concepción salió con la intención de atacar a un Godoy Cruz que tomó las precauciones del caso.

Marcelo Rolland / Los Andes

A su juego lo llamaron: Bernardi apeló a un triple “5” en el medio (Andrada, Henríquez y Gutiérrez) para cerrarle los circuitos ofensivos al Campanil y, en un campo pesado por la lluvia y el barró, apostó al contragolpe.

Con el retroceso lógico de las circunstancias, Godoy Cruz intentó bajarle el ritmo al desarrollo y dosificar energías para esos últimos 15 minutos en los que, definitivamente, le perdonó la vida a los trasandinos.

 

“¡Mendozaaaaa, nos vamos de Copas otra veeeeeeeez!”, se fueron entonando los hinchas del bodeguero. Y sí -como ellos mismos cantan- traigan más vino porque el “Bodegué” quiere tomar más sorbos de esta Copa.

Abecasis, el adiós a un ciclo exitoso

Marcelo Rolland / Los Andes

Luego de tres años y medio, el lateral derecho no renovó su vínculo y, con lágrimas en sus ojos, se despidió ayer del Tomba, donde jugó 88 partidos y convirtió un gol (a San Lorenzo en el histórico 5-0 del año pasado). Cuando se cumplía el minuto 36 y los suplentes del Expreso salieron a precalentar debajo de la popular Sur, el ex River se llevó una ovación que jamás olvidará: “¡Oleé, oleé, oleeeé, Luchoooooo, Luchooooo!”, cantaron.

 
Marcelo Rolland / Los Andes

Y él les respondió con un gesto de querer abrazarlos. Fue la misma ovación que le brindaron cuando ingresó a los 24’ del complemento por Gutiérrez para ponerle punto final a un ciclo exitoso. El futuro del defensor podría estar en el Maccabi Tel Aviv de Israel, aunque también se lo vincula a Rosario Central, el club del cual es hincha y que lo vio nacer futbolísticamente.

El plantel, licenciado hasta el 3/6

El plantel quedó licenciado hasta el 3 de junio próximo, cuando comenzará a entrenar pensando en la triple competencia del segundo semestre: Superliga; Copa Argentina (jugaría el 7 de julio ante el ganador de Huracán – Unión de Sunchales) y octavos de final de la Copa Libertadores (el sorteo del cuadro final será el lunes próximo).

Los partidos de ida se jugarán entre el 23 y el 25 de julio, mientras que las revanchas se disputarán entre el 30 de julio y el 1 de agosto.