Arquitectura Viernes, 14 de junio de 2019

Toyo Ito: Pavilion 2002 en Serpentine Gallery

Toyo Ito, arquitecto nacido en Seúl (Corea) en 1941, es considerado uno de los arquitectos más innovadores e influyentes del mundo.

Por Por Arq. Esp. Nidia Álvarez Yaciófano

En 2013 fue galardonado con el premio Pritzker, considerado la distinción más importante en el mundo de la Arquitectura. Se recibió en la Universidad Nacional de Tokio en 1965 y trabajó durante 4 años en la oficina de Kiyonori Kikutake Arquitectos y Asociados. Más tarde abrió su propia oficina llamada "Urbot" (Urban Robot) en 1971.

En 1979, el estudio cambió su nombre por Toyo Ito & Associates, Architects. Con el cambio inició un período de expansión y difusión internacional. En la actualidad alterna su vida con un fuerte contenido lúdico, dedicando parte de su tiempo a la práctica del golf y a su carrera como arquitecto global.

Su trabajo ha explorado la imagen física de la ciudad en la era digital, tomando en sus conceptos que el espacio físico cumple, además, la función de dar acceso al espacio o espacios virtuales. Sus proyectos buscan disolver el mundo físico con el virtual. Trata tópicos que incluyen la noción contemporánea de una "ciudad simulada". Su obra más importante es la Mediateca de Sendai.

Junto con Cecil Balmod y Arup (ingeniería) estuvieron a cargo del diseño del Serpentine Gallery en 2002. Lo que aparenta ser un lugar complejo y azaroso, fue derivado de una composición a partir de un cubo que se expande mientras rota. Las líneas intersectadas forman diferentes triángulos y trapezoides, su transparencia y translucidez le dan una sensación de movimiento infinito. La atmósfera, luz y sombra están resueltas en un mismo elemento, el pabellón no tiene una fachada, sino que lo que se ve es 100% estructura. Todo está desarrollado en un mismo elemento, lo caracteriza el color blanco y contrasta con el mobiliario verde manzana que le da el contrapunto y su función de cafetería.

La propuesta tiene una inclinación hacia la tendencia del minimalismo, ya que genera espacios interiores cuidados y con vistas controladas hacia el exterior, y desde el exterior una vista compacta con perforaciones triangulares que dejan intuir levemente la arquitectura efímera y conceptual del Serpentine Gallery 2002.