Guarda14 Viernes, 26 de julio de 2019

Tolerancia Cero: Bodegas de Argentina comprometida con la difusión del consumo responsable

Bajo los conceptos del programa Wine in Moderation, la cámara desarrolla distintas acciones que educan sobre cómo tomar vino.

Por Redacción LA

A continuación, el comunicado que Bodegas de Argentina difunde con respecto a su postura al debate planteado sobre Tolerancia 0 y control de alcoholemia.

Desde 2013, Bodegas de Argentina lleva adelante el programa internacional Wine in Moderation que explica cómo se debe tomar vino para que su ingesta sea saludable en contraposición al consumo abusivo de alcohol. Para ello, trabaja en conjunto con bodegas, escuelas de gastronomía y sommelería, medios de comunicación y empresas asociadas en la educación para un consumo responsable de vino.

A diferencia de otras bebidas alcohólicas, el vino es un producto natural, que si se consume bajo las directrices que enseña el programa hasta 2 copas al día para mujeres y 3 para hombres -considerando las copas de 100 ml y con un promedio de alcohol de 13%-, y se combina con una alimentación sana y un estilo de vida saludable, contiene propiedades beneficiosas para el ser humano

 

Estas medidas son recomendadas siempre teniendo en cuenta otras variables como el peso, la ingesta de comida y agua, etc. y son independientes de los límites legales para conducir de cada región.

Bajo los conceptos de WIM, la cámara busca formar profesionales responsables a través de capacitaciones en consumo moderado de vino, ya sea directamente o a través de alianzas. Además, lleva el programa a ferias de todo el país con puestos de hidratación e información en las que se llega a miles de personas consumidoras de esta bebida y provee herramientas a las bodegas y al personal de turismo de ellas para que difundan entre los visitantes.

Estas y otras acciones de concientización, tiene como fin educar al consumidor para que conozca lo que bebe, de dónde proviene el vino, sus sabores y aromas, que pueda apreciarlo y disfrutarlo en compañía, en un contexto familiar, de reunión, de celebración.  También cumple la misión de enseñar que es mejor beberlo en pequeñas cantidades todos los días, que hacer un consumo excesivo de un “atracón” del fin de semana  y se incentiva a que siempre sea acompañado con agua y gastronomía que invite a maridarlo.

Otros canales de amplificación del consumo responsable de vino bajo los lineamientos de este programa, son las redes sociales de WIM Argentina y el trabajo que se hace con los medios de comunicación.

 

Porque el vino es parte de la cultura argentina y, consumido con moderación, tiene propiedades beneficiosas para la salud y porque genera trabajo y desarrollo en nuestro país, es que fue declarado Bebida Nacional (Ley 26.870).

Los últimos números difundidos por el Observatorio Vitivinícola Argentino sobre el perfil del consumidor de bebidas alcohólicas y el consumo habitual de bebidas muestran, entre otros, que los jóvenes entre 19 y 25 años, representan el 16% del consumo de vino. 

El mismo informe arroja que en el hogar se consume un 83% de vino, mientras que otras bebidas con alcohol se consumen más fuera del hogar.

Estos datos dicen mucho sobre el consumo del vino, quiénes y en qué contextos se consume. 

 

El vino es una bebida que mayormente se disfruta en la intimidad del hogar, en familia, en pareja, lejos de una noche de descontrol.

El sector vitivinícola camina e insiste en el concepto de responsabilidad en el consumo de vino. Por esto apoya el mayor control y endurecimiento de las penas a quienes no cumplan con las restricciones del mínimo de alcohol en sangre permitido actualmente por la Ley 24.788.

Existe un claro compromiso como industria de seguir trabajando en la enseñanza sobre cómo beber vino, recordando los beneficios que tiene esta tradicional bebida siempre que se tome con moderación.