Guarda14 Martes, 2 de julio de 2019

Tinajas de barro para innovar en la crianza del vino

Un proyecto español revoluciona el sector, recuperando la sabiduría de antes mediante el estudio del uso de esas vasijas en la vinificación.

Por Redacción LA

El grupo operativo Govalmavin (Valorización de Materiales Tradicionales para la Vinificación de Vinos de Calidad) presentó su proyecto que desarrolla y valoriza objetivamente nuevos vinos diferenciales españoles mediante métodos de elaboración y crianza alternativos, utilizando tinajas de barro tradicionales y tecnológicas de nuevo diseño.

Según los últimos estudios sobre el consumo de vino, los nuevos públicos prefieren vinos más frescos y con mucha fruta. Para dar respuesta a esta demanda, el proyecto busca dotar de estas características al vino, para lo que se ha de evitar el uso de barricas.

 

Se trata de un proyecto de innovación multidisciplinar, conformado por un grupo  liderado por Plataforma Tecnológica del Vino y Celler del Roure, S.L., Asociación de Investigación de las Industrias Cerámicas (ITC-AICE), Alfatec Ingeniería y Consultoría S.L.P, Real Sitio de Ventosilla S.A. (Bodegas Prado Rey), VITEC (Centro Tecnológico del Vino), Juan Carlos Sancha, S.L., Universidad Miguel Hernández (UMH), AINIA Centro Tecnológico, Universitat Politècnica de València, Cátedra de Química Agrícola de la Universidad de Castilla la Mancha (CQA-UCLM), Grupo de procesos enológicos de la Universidad de Valladolid (UVaMOX), Artica Ingeniería e Innovación, S.L.(artica+i), Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), Asociación Vitivinícola de Uclés, Denominación de Origen Uclés (D.O. Uclés) y el Consejo Regulador Vinos Denominación Origen Protegida Valencia (DOPValencia).

Govalmavin cuenta, además, con el apoyo del primer Master Of Wine español, Pedro Ballesteros, con el que están colaborando para transferir al sector vitivinícola los resultados de la investigación en torno al uso y las ventajas en la vinificación en tinajas de barro de las variedades españolas más tradicionales (tempranillo, garnacha, monastrell, etc.).

Las diferentes tareas que el grupo está llevando a cabo y que están centradas en tres ámbitos son: conocimiento profundo del material y de su aptitud enológica con el fin de diseñar procesos de fabricación industrial de tinajas de grandes formatos; diseño y validación de los diferentes itinerarios enológicos que permitan sacar el máximo partido al uso de estos materiales en la vinificación; y estudio de la aceptación y grado de satisfacción de los vinos elaborados en tinajas de barro.

 

"Ahora, y gracias a Govalmavin, se recuperará este legado y se revalorizarán estos materiales, cuyas características y propiedades ayudan a la mejora de la elaboración, conservación y maduración del vino, con el objetivo de lograr una vinificación de calidad que aumente el valor del producto, acercando éste a las actuales demandas de los consumidores. Apostamos por recuperar el patrimonio etnográfico español con una clara orientación de futuro", dijo Mario de la Fuente, gerente de la Plataforma Tecnológica del Vino.

Fuente: www.vinetur.com