Sociedad Sábado, 16 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Tecnología en la salud: llegan la realidad virtual y el exoesqueleto

En el hospital Lencinas incorporan novedosos dispositivos para pacientes con secuelas neurológicas o traumatológicas.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Un Iron Man en la pantalla reproduce los movimientos de la persona que tiene enfrente, quien sigue las instrucciones que van apareciendo. En este caso, formar la palabra “coche” al pisar virtualmente las letras a su alrededor.

Mientras tanto otro joven, sentado en una silla, apoya su pie sobre una especie de pedal que le permite “manipular” un avioncito en pantalla. El objetivo es esquivar todos los obstáculos que se le presentan para lo que tiene que hacer más o menos fuerza.

A simple vista parecen videojuegos pero, en realidad, se trata de dispositivos tecnológicos que se encuentran en el hospital José Néstor Lencinas y se aplican en la rehabilitación de pacientes con secuelas neurológicas o traumatológicas como una herramienta que incluye lo lúdico.

Marcos García / Los Andes

Uno de los dispositivos es un sensor que reconoce los movimientos del cuerpo y los proyecta, mientras que el segundo es un prototipo de exoesqueleto robótico de tobillo desarrollado en España. Ambos fueron exhibidos ayer en la Primera Jornada Iberoamericana de Tecnologías en Rehabilitación, que se realizó en el nosocomio.

 

Silvana Mercante, jefa del Servicio de Rehabilitación del hospital, detalló que su servicio cuenta con 10 áreas de tratamiento en las que atienden a unos 150 pacientes por mes. 

“Recientemente incorporamos el área de tecnología en rehabilitación porque no queríamos quedarnos fuera de un proceso que abarca todas las áreas”, manifestó la médica. 

También contó que hace dos años introdujeron la realidad virtual como herramienta para reeducación de funciones motoras y cognitivas. 

“Empezamos con pacientes con esclerosis múltiple y luego nos extendimos a patologías como traumatismo cráneo encefálico o parálisis cerebral de niños”, enumeró. Asimismo informó que hoy desarrollan una investigación con personas con secuelas de Accidente Cerebro Vascular (ACV) para demostrar la efectividad de la terapia.

En relación al prototipo de exoesqueleto, Mercante informó que fue desarrollado por el Grupo de Neurorrehabilitación del Instituto Cajal de España y que allí realizan un trabajo de investigación (también con pacientes que hayan sufrido ACV) para validar su uso y comprobar su viabilidad como herramienta de rehabilitación. 

Marcos García / Los Andes

“Permite al paciente realizar movimientos pasivos y activos del tobillo para fortalecer los grupos musculares relacionados con la flexo extensión”, dijo la médica. También resaltó que tiene una “retroalimentación visual” que hace que el paciente pueda ver sus logros. 

 

Tal como destacó la jefa del servicio, estos dispositivos no remplazan a los terapeutas ya que para utilizarlos tienen que estar acompañados. 

“Son los profesionales los que programan el software de acuerdo con las características del paciente y comprueban que los movimientos sean los adecuados”, aseguró.

Marcos García / Los Andes

Prueba en vivo

Si bien por la jornada iberoamericana ayer los pacientes no concurrieron a la rehabilitación que realizan habitualmente, los terapeutas buscaron a algunos voluntarios para demostrar, entre los presentes, el funcionamiento de los dispositivos. 

El licenciado Raúl Rojas y la residente del servicio, Daiana Gómez, se abocaron al exoesqueleto y relataron que, si bien está en funcionamiento desde hace una semana, los pacientes que lo probaron se han visto muy motivados. “Les gusta bastante e interactúan mucho con la pantalla. Al ser un propuesta lúdica se olvidan de que es un ejercicio y que les requiere esfuerzo”, destacaron.

En tanto explicaron que actualmente se encuentran en la fase de reclutamiento de pacientes que reúnan las condiciones para el trabajo de investigación. 

“La debilidad en el tobillo es una secuela muy frecuente del ACV, por lo que la idea es poder rehabilitarlo de manera analítica y ver cómo interfiere en la marcha del paciente”, adelantaron. 

 

Además precisaron que el tratamiento que proponen se realiza tres veces por semana con sesiones de 40 minutos durante seis semanas. 

Por su parte, la licenciada Julieta Briones se encargó de mostrar el dispositivo de realidad virtual. “Se usa la Kinect, una consola que reconoce la silueta del paciente, con juegos adaptados para rehabilitación”, contó la experta. 

Briones detalló que estos juegos invitan a realizar distintos ejercicios de alcance o de velocidad. “La idea es que siempre trabaje con su cuerpo y peso”, añadió. Asimismo comentó que ellos van agregando dificultades a medida que el paciente avanza y que controlan que el ejercicio sea lo más correcto posible.

Al igual que sus colegas remarcó que los pacientes que lo utilizan están muy satisfechos. “Mejora la adherencia al tratamiento y la actitud desde lo emocional juega muy a favor”, observó.
 

Avances

Investigadores de España, Colombia y Brasil y Argentina, participaron de la Jornada Iberoamericana de Tecnologías en Rehabilitación en el hospital Lencinas. Ángel Gil Agudo, de la Asociación Iberoamérica de Tecnologías de Apoyo a la Discapacidad y jefe de rehabilitación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo (España) dijo que Argentina ha evolucionado mucho en la incorporación de estas tecnologías.