Vendimia Sábado, 9 de marzo de 2019 | Edición impresa

Teatro aéreo: un gran telar para contar la historia

La propuesta de incluir lo aéreo en el espectáculo es para entrar en escena en relación a lo que está sucediendo.

Por Carolina Baroffio - sociedad@losandes.com.ar

Tras dos ediciones ausente debido a la caída de la grúa y la parrilla de luces en 2017 que paralizó sobre todo el desarrollo del género en una Vendimia, este año vuelve el teatro aéreo a la fiesta central. La danza e interpretación de los artistas en el aire tendrá sus momentos de lucimiento en la puesta de Alicia Casares, “Tejido en tiempo de Vendimia”. Y este acontecimiento es celebrado por todos.  

Telas, trapecios, aros y cadenas se destacarán en el escenario para los “tejedores”. | Diego Parés / Los Andes

Lo hará con un dispositivo más riguroso en seguridad, una estructura especialmente diseñada para tal fin y puestas escénicas pensadas para destacarse sobre el inmenso espacio del teatro griego Frank Romero Day en varios cuadros de la Vendimia 2019. 

 

Bajo la dirección de Facundo Pennesi, un renombrado artista aéreo mendocino radicado en Buenos Aires, este arte se prepara para brillar en situaciones claves de la puesta general. “Estamos muy contentos, nos costó muchísimo volver a incluir nuestro arte en Vendimia, venimos trabajando un montón hace tiempo. Y esta vez tendrá un rol fundamental”, anticipa Pennesi mientras vemos cómo la veintena de artistas se descuelga de telas, trapecios, aros y cadenas para tomar un descanso durante uno de los ensayos previos en El Galpón Espacio Cultural.

Los artistas aéreos intervienen en la historia vinculando los personajes. | Diego Parés / Los Andes

El director explica que “es la primera vez que el teatro aéreo está en escena, adentro del escenario, con mucha participación”. Y esto significará que sus artistas encarnarán personajes centrales para el desarrollo del espectáculo. Así lo dispuso de entrada Alicia Casares, una de las actrices y directoras teatrales más distinguidas de la provincia, quien dirige por primera vez una Vendimia Central y a su vez vive el retorno de este arte aéreo con emociones cruzadas ya que su hijo, Ivan Keim, bailarín, acróbata y actor de fama internacional que desarrolla su carrera en Alemania, llegó especialmente para ofrecer 
su talento en el aire durante el espectáculo.

 

“Ivan hará el papel del tejedor, que va con el destino enlazando las historias y vinculando a sus personajes. Los aéreos son sus asistentes, sus tejedores. Son una especie de destino que van tejiendo los hijos de este telar que va formando la obra”, describe Pennesi, quien hará su debut como director de teatro aéreo .

Diego Parés / Los Andes
 

La propuesta de incluir lo aéreo en el espectáculo fue para entrar en escena en relación a lo que está sucediendo. De ahí que los artistas trabajan en el aire con diferentes ramas de la danza para brindar un tango aéreo, una zamba aérea, un gato aéreo. “Esto enriquece a la puesta, no está despegado de lo que va desarrollándose en escena, todo está involucrado en un mismo mensaje”, concluye.