Economía Política Sábado, 22 de febrero de 2020 | Edición impresa

Tarifas: Fernández desmintió a sus ministros sobre las subas

Molesto, el Presidente salió a negar los aumentos en los servicios y el transporte que habían anunciado miembros de su gabinete.

Por Horacio Aizpeolea - Corresponsalía Buenos Aires

“Que nadie se apure. Yo no sé si en junio vamos a estar en condiciones de hacer eso (descongelar las tarifas); a mí, más me preocupa que unos pícaros dejen de ganar en detrimento de la gente”. Ayer, el presidente Alberto Fernández procuró terminar con la expectativa sobre posibles aumentos de las tarifas de los servicios públicos y del transporte. Lo curioso es que las versiones habían salido de dos ministros nacionales y del jefe de gabinete, Santiago Cafiero.

Una fuente muy cercana al presidente comentó a este diario que Fernández estaba molesto “por los dichos de Santiago (Cafiero) y Meoni por lo que decidió salir a hablar para aclarar el tema”.

El presidente aludió al tema tarifas en una entrevista radial, la tercera que da en quince días. “Lo primero no es dar aumento de tarifas. Por lo tanto nosotros no tenemos en cartera dar un aumento de tarifas. Lo que tenemos hoy bajo análisis es qué pasó en los últimos cuatro años para saber de dónde partimos”, dijo Fernández.

 

“Yo quiero arreglar los problemas con criterios de lógica y justicia, como usé con el Fondo. Lo razonable es ver cuánto ganaron todos estos años los amigos de Macri que producían o distribuían gas y electricidad. Después vamos a ver si corresponde que los argentinos tengamos que pagar más”, agregó.

El lunes pasado, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, comentó que había hablado sobre el congelamiento de tarifas con la misión técnica del Fondo Monetario Internacional. “No se trata de un congelamiento permanente ni mucho menos, ni sostener este congelamiento parcial por mucho tiempo”, dijo Kulfas, aunque, es cierto, mencionó también que se está haciendo “una revisión que permita reducir donde es posible los costos del sistema eléctrico y poder generar tarifas razonables”.

La ley de Emergencia Económica votada en diciembre  congeló los precios del gas y la electricidad hasta el 30 de junio. El miércoles el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, dijo: “Probablemente habrá aumentos de tarifas en junio, pero será en los sectores que los puedan soportar”.

 

Y el jueves a la noche, el ministro de Transporte, el radical-massista Mario Meoni, admitió que se estaba evaluando una suba para el transporte público. “Va a haber un aumento muy razonable; no estamos planteando un escenario que ni siquiera equilibre a la inflación de este período”, aclaró. Habría un “esquema escalonado que no debería superar más del 10% en mayo”, completó.

Ayer Alberto Fernández se refirió a los dichos de Meoni: “Y lo mismo pasa con el transporte; leí ayer ‘aumento de transporte’. ¿Por qué va a haber aumento de transporte si las naftas y el gasoil están congelados? Yo voy a cuidar el bolsillo de los argentinos”.

“Todo esto es objeto de estudio y revisión; saber exactamente quién ganó, cuánto ganó, cuánto se llevaron y cuánto pagamos los argentinos. Después veremos qué es lo que hay que hacer”, concluyó.

 

El aumento que piden las empresas

Las distribuidoras de gas y luz. hablan de un atraso de entre 40% y 50% respecto de los importes necesarios para poder pagar sus costos, que están en dólares. Aunque el Gobierno barajó la idea de “pesificarlos”, lo que hubo hasta ahora es una conversión a pesos de costos que están en dólares, pero sin una reducción significativa. En generación eléctrica, por ejemplo, los costos vienen escalando, pero lo que pueden pagar las distribuidoras está estancado. La situación también está complicando a las distribuidoras de gas, pero en menor medida.