Política Domingo, 7 de abril de 2019 | Edición impresa

Susana Velázquez: “Hay que revisar el Ítem Aula y estudiarlo con los maestros”

La flamante compañera de fórmula de Omar De Marchi es docente y lleva adelante un comedor en el Bajo Luján.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

Susana Velázquez no proviene de la política. No parece tener el chip de respuestas predeterminadas sobre ciertas preguntas. Responde lo que piensa y lo hace de manera sencilla. En la política se pueden transformar realidades, afirma, y de hecho es su premisa para entrar de lleno en meses de locura eleccionaria como compañera de fórmula de Omar De Marchi.  

Directora maestra de un Servicio Educativo de Origen Social (SEOS) ubicado en el Bajo Luján, Susana convive con la pobreza. “Desde la nada se puede construir” es su lema, y la potencia la capacidad que puede tener el Estado para hacer lo que se hizo con Rinconcito de Luz. “Estábamos en el patio de una casa, luego accedimos a un container y ahora estamos mucho mejor que antes”, dice y se emociona al recordar su trayectoria en el comedor, donde comenzaron con 20 chicos en 2012 y ahora contienen a más de 150 que desayunan, almuerzan y meriendan allí.  

 

Pone dudas sobre el Ítem Aula -la bandera del cornejismo- y afirma que hay que revisarlo; se expresa “a favor de las dos vidas” y también le parece oportuno que “el Omar” haya pensado en una mujer para acompañar en la oferta electoral, en tiempos en los que más que nunca está sobre la mesa de discusión el tema de la perspectiva de género y la participación de las mujeres en la política.  

Lógicamente, comparte los tres objetivos de De Marchi, que serán los pilares si son gobierno: habla de centrarse en establecer un mejor sistema educativo; hábitat social en sentido amplio; y un mejor desarrollo económico. “Se han hecho las cosas bien, se ordenaron, pero es hora de arrancar”, marca sobre lo que debe ocurrir en la provincia.  

Ignacio Blanco / Los Andes

-¿Qué la llevó a incursionar en la política?  

-No elegí la política para ser política. Compartir lo que hago para enriquecer a la política es importante. Se supone que los funcionarios deben atender los problemas de la gente y creo que compartir lo que uno hace es importante para sumar. Además, tener puntos y coincidencias con el Omar me pareció valido.

-¿Cómo lo conoció?

-Fue en enero de 2016, cuando organizamos con Entrelazados (asociación de varias ONG) un operativo de relevamiento muy importante de salud y vivienda en el Bajo, y él se acercó y ayudó en un movimiento grandísimo. Ahí lo conocí a Omar. Me pareció muy importante lo que se había hecho en conjunto porque se tejió la red necesaria para identificar los problemas de la zona y luego trabajar para que se solucionaran. Luego insistimos, teníamos que terminar la construcción del Rinconcito, porque antes funcionábamos en un container y antes que eso en el patio de una casa. Desde la nada se puede construir, así lo hicimos. Me acuerdo que hace años me iba angustiada porque funcionábamos en una habitación de 3 x 4. Yo soñaba con que me trajeran un aula desde un helicóptero. Cuando trajeron el container, una grúa lo enganchó y lo levantó. Quizás era el aula que yo había soñado (se emociona)... y seguimos luego con el aula.  

 

-¿Cómo es trabajar día a día con la pobreza?

-Es duro pero no podemos quedarnos en eso. Tenemos que hacer algo, ya lo sabemos. Es bravo pero a los pibes no podemos transmitirles eso porque ellos la vivencia ya la tienen. Nosotros tenemos que transformar su realidad. No podemos educar a los niños con la panza vacía. Ahí me dí cuenta de que no podía aplicar mi libro de maestra, donde la excelencia del resultado es lo que prima. Acá tenía que empezar desde otro lado; son personas que piden atención, respeto, dignidad. Eso me fortaleció y lo empecé a hacer. Ahí te sale la madre de adentro, que piensa que todo lo puede transformar. ¿Por qué no hacerlo? ¿Qué me impedía a mí, que solamente tenía que estar en la tarea docente?

-¿La sorprendió la propuesta de De Marchi?  

-Sí, claro. Nunca pensé en participar en política, pero me parecía una actitud egoísta de mi parte no dar a conocer a quienes deben cumplir una función pública, la visión desde mi lugar.

Ignacio Blanco / Los Andes

-¿Cómo calificá la gestión de Cornejo?

-Se han hecho cosas bien, se ha logrado ordenar aspectos que estaban desordenados, pero es momento de arrancar en base a lo que se hizo bien. No hay que borrar, es momento de construir y avanzar.  

-¿Qué criticas le hace a este Gobierno?  

-Desde lo que vivo creo que hay que profundizar y hacer más efectiva la educación, no sólo en la adquisición de conocimientos. También en salud, lograr que haya un acceso más ágil. Yo me banco con los pibes las guardias y las esperas. Hay que optimizar los recursos y llevarlos a todos lados. Descentralizar el trabajo de hospitales tan importantes y que funcionan tan bien.  

 

-Se ha mostrado crítica con el Ítem Aula...

-Es un instrumento que acompaña al sistema educativo, pero no es todo. Si el Gobierno dice que se ahorró dinero en no pagar ausencias y reemplazos, perfecto. Analicemos si tanta asistencia estuvo en relación el resultado educativo.  

-Los gremios y gran parte de la oposición son críticos: ¿Para usted es necesario revisarlo?

-Me parece que sí, por supuesto. Basémonos en lo real, en los resultados, si es premio o castigo. ¿Cuál es el fin? ¿Controlar la inasistencia del docente? Igual es importante estudiarlo con los maestros y con propuestas claras. No todo es blanco o negro.  

 

-¿Cómo se le gana a la UCR? ¿Cómo se le gana al aparato?

-Con la propuesta que esta haciendo Omar, con el acercamiento a la gente, con una forma distinta de mostrarse como una persona política. Hay que escuchar al otro.

-¿Qué evaluación hace de la gestión de Macri?

-Puso muchas cosas en orden que no estaban. Muchos funcionarios que están en el lugar donde deben estar por consecuencia de lo que hicieron. Era necesario ordenar el país, quizás el tiempo no es suficiente para solucionar problemas profundos. La economía actual no está como está solamente por esta gestión, venimos en un proceso de arrastre. El trabajo de los políticos tiene que ser eficaz para solucionar problemas estructurales. Estamos en el camino de arreglar cosas. De ahí en más se pueden lograr cosas.  

Ignacio Blanco / Los Andes

-¿Y la política económica? Macri prometió bajar la pobreza y tres años después el índice sigue muy alto.  

-Si el resultado es negativo, hay que cambiar el rumbo porque yo lo veo en lo cotidiano. Es necesario rever lo que se ha hecho porque los que más lo sufren son los que más abajo están. Si las cosas no salen, tener la humildad de aceptar errores.  

-¿Qué opiná sobre la perspectiva de género y la participación de la mujer en política?

-La participación de la mujer me parece totalmente necesaria; hay muchas mujeres que han trascendido por sus obras. Hay que lograr el equilibrio necesario para que las cosas se den. Me parece oportuno que Omar haya elegido una mujer para que lo acompañe.  

-¿Y del aborto? Usted su manifestó “a favor de las dos vidas”...

-Es un tema muy íntimo, muy de respeto a quien lo elija. Estoy a favor de la vida. Sé que hay un montón de aristas para tener en cuenta cuando creen necesario o no esa práctica, pero mi postura es a favor de las dos vidas. Y milito mi idea, lo que yo siento. 

 

Perfil

Docente y emprendedora, tiene 57 años, 4 hijos y 3 nietas. Vive en El Challao (Las Heras)                                                            

Desde 2012 trabaja en el Servicio Educativo de Origen Social (SEOS) “Rinconcito de luz”, ubicado en el Bajo Luján.                                                                

Ha trabajado mediante la educación en áreas vulnerables de Guaymallén, Lavalle y también de Luján de Cuyo.