Economía Sociedad Sábado, 28 de marzo de 2020 | Edición impresa

Suman medidas para atender la alta demanda en los bancos y supermercados de Mendoza

Colocarán billetes de mayor denominación en cajeros y los supermercados buscarán evitar aglomeramientos.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

El cobro de los haberes y la fuerte requisitoria de efectivo para compra de alimentos, entre otros básicos, obligaron a tomar mayores recaudos a las entidades bancarias y las supermercadistas. Es que para afrontar un importante tránsito de público durante el fin de semana y los primeros días de la próxima se pondrán en marcha nuevas medidas.

Entre ellas buscarán colocar billetes de mayor denominación en los cajeros. En tanto, en los supermercados buscarán evitar los aglomeramientos con otras disposiciones.

En algunos sitios, ayer las colas hicieron recordar a las del jueves de la semana pasada, cuando ya se intuía como inminente la cuarentena y no se sabían los alcances que tendría.

 

Precisamente el martes próximo, cuando cobrarán los estatales y los empleados de muchas empresas, será el último día de la cuarentena que rige ahora y el previo al primer día de la extensión que decretará en las próximas horas el presidente Alberto Fernández, cuyos alcances se desconocen, por lo que no se sabe si mantendrá las actuales condiciones o las endurecerá.

Pagos garantizados

Desde la Asociación Bancaria adelantaron que durante el fin de semana habrá dinero disponible en todos los cajeros automáticos y también se prevé una recarga el próximo lunes 30 de marzo.

 

El viernes, tras el pago de los haberes a jubilados, pensionados y a otros beneficiarios de los planes de Anses, las entidades bancarias diagramaron un operativo para satisfacer la demanda de efectivo durante el fin de semana.

Sergio Giménez, titular del gremio bancario, destacó: “El viernes los cajeros automáticos quedaron preparados para satisfacer los requerimientos de los clientes durante el fin de semana e inclusive habrá monitoreo de las sucursales estratégicas para que, de ser necesario, se recarguen las máquinas con billetes de alta denominación. De todas formas, el lunes está prevista una nueva carga de los cajeros automáticos”.

 

El martes cobrarán sus haberes los empleados del Estado y también los del ámbito privado, por lo que también se espera un gran tránsito en las terminales automáticas.  

Ayer fue un día extraordinario ya que se adelantó el cobro de los adultos mayores y demás asignaciones de Anses, a lo que se sumó el salario de empleados municipales, por lo que a media mañana -tras horas de cola- la falta de liquidez movilizó los reclamos del público. Al mediodía, la situación era normal.

 

Una demanda esperada

“Preveíamos una situación similar y hubo reiteradas cargas de dinero porque desde muy temprano se incrementó el público que concurrió a la sucursales a cobrar sus haberes. Las jubilaciones estaban previstas para semana próxima, se abonaron sueldos y los planes de Anses”, apuntó Giménez.

A la hora de ejemplificar el alcance de la demanda de efectivo, el representante gremial aclaró: “En Mendoza, sólo para hablar de números, hay 69.000 tarjetas alimentarias y los refuerzos de los programas de Anses equiparan la cifra o la superan. Es por eso que los bancos -que tienen una gran cartera de jubilados- preveían un gran impacto y se prepararon para afrontar esta situación de la mejor manera”.

 

El titular de la Bancaria recomendó al público que “no se agolpen y que no concurra a primera hora para cobrar porque habrá demoras”.

Súper seguros

Las grandes superficies comerciales extremarán los cuidados y controles sanitarios. Rubén David, del mayorista Oscar David, recordó que las medidas de seguridad y prevención que están en vigencia: “En el local comercial no puede haber más de 200 personas; el público tiene que esperar para ingresar respetando una fila y una distancia de un metro y medio entre sí. Ingresando en tandas de veinte personas, un solo integrante por grupo familiar puede hacerlo”.

Sobre las medidas de salubridad, David agregó: “Le hemos pedido a todos nuestros clientes que vengan con guantes y con barbijos y no acercarse al cajero”.

 

Desde Wal-Mart Argentina, Juan Pablo Quiroga explicó: “Durante los últimos días se estabilizó el flujo de afluencia de clientes en las sucursales, por lo que se mejoró la disponibilidad de los productos, así como la relación entre el espacio disponible en piso de venta e ingresantes”.

Mientras que, al referirse a las medidas vigentes, aclaró: “Todas las tiendas ya cuentan con un sistema de horarios de atención especial para adultos mayores e inmunodeprimidos, y se dispuso de un régimen especial para todo el personal de la Salud. Además se encuentra restringido a cupos de 200 personas el ingreso al local y a una persona por grupo familiar. Se intensificó la comunicación de prevención y el cuidado en el piso de venta de todas las sucursales”.

 

Para el ejecutivo de Wal-Mart la alta demanda de ayer continuará este fin de semana principalmente porque “hace diez días las personas hicieron un fondo de compra muy grande”.

“Por lo tanto, lo que vimos del día sábado de la semana pasada en adelante fueron pequeñas compras de reposición: frescos, frutas y verduras. Ahora sí vemos una segunda ola, que se activó fundamentalmente por compra de reposición”, concluyó Quiroga.

 

Cerró el 40% de las verdulerías en Mendoza

Cada vez se ven más verdulerías cerradas. Esa es la postal que se muestra en los barrios y también en el Gran Mendoza.

Así lo confirmó Omar Carrasco, de la Unión Frutihortícola Argentina: “Muchos de los dueños de las verdulerías no quieren atender más por temor a contagiarse, ya que atienden gran afluencia de público”.

A esto cabe sumar el hecho de que hay que ir a la feria a buscar el producto y existe el temor de no poder venderlo.

 

Según contó a Los Andes Carrasco, “en la feria el 30% de los puestos está cerrado”. De acuerdo a su análisis, esto se debe “principalmente porque no está llegando la mercadería”. “Todos sabemos que hay muchos problemas con el transporte”, añadió Carrasco.