Política Domingo, 7 de abril de 2019 | Edición impresa

Suárez promete un banco provincial para “el ahorro mendocino”

El precandidato radical lo anunció en San Rafael. Dijo que será “superador” del Fondo para la Transformación.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

El radicalismo acelera y moldea sus propuestas de campaña para los próximos años. Así, el precandidato a gobernador Rodolfo Suárez anunció ayer en San Rafael que creará un banco provincial en caso de ganar las elecciones.  

El intendente de Capital, que participó de una mesa de propuestas en el sur junto al gobernador Alfredo Cornejo, hizo hincapié sobre la necesidad de que la provincia cuente con un banco “superador” al Fondo para la Transformación y Crecimiento (FtyC) el cual, junto a Mendoza Fiduciaria y la Sociedad de Garantía Recíproca, asisten ahoy a la producción. 

El anuncio provocó reacciones diversas dentro del arco opositor. Por un lado un sector de Unidad Ciudadana apoya la medida, aunque también provocó rechazos de los partidos de la izquierda y del propio competidor en la interna de Cambia Mendoza, el intendente de Luján Omar De Marchi. También hubo críticas desde el lado de Protectora.

Según sostuvo Suárez, este proyecto, del cual Cornejo había hecho referencia en varias oportunidades, surgió en la mesa de propuestas y acotó que sería fundamental “para apoyar a productores y medianas empresas”.  

 

Además, declaró que sería un banco mixto, con un gerenciamiento privado, y comentó que la idea es que sea una entidad “con rigurosos controles y que no pueda prestarle al Estado”.

Sobre las dudas que puedan tener los mendocinos, teniendo en cuenta el recuerdo de la mala experiencia que dejó la caída de los bancos provinciales en la década de los ‘90, el precandiadto radical dijo que “la confianza tiene que ver con que hayan buenos gobiernos”, y disparó contra el peronismo: “En el gobierno de ‘Paco’ Pérez no iban a confiar, en cambio en el de Cornejo sí. Que la provincia esté ordenada es muy importante”, destacó.

Quien dio más detalles sobre la propuesta fue el ministro de Gobierno, Lisandro Nieri. En diálogo con Los Andes sostuvo que la asistencia a través de un banco provincial al sector productivo, pymes e industrias del conocimiento “es fundamental para el crecimiento de la economía regional”.

 

“Creemos que el Banco con el capital que tiene la Provincia por el manejo de los fondos provinciales, sin dudas es algo mixto al servicio de lo productivo”.

Nieri opinó, sobre los “fantasmas del pasado”, que el problema no son las propias entidades “sino las personas” y que ahora “hay un sistema financiero que encorseta la posibilidad del error de análisis humano. Lo que llevó a la debacle de los bancos son las personas y no las instituciones”.

También mencionó la importancia de que el gerenciamiento sea idóneo y “cumplir calificaciones” para no cometer los errores del pasado.  

Sobre los tiempos de este proyecto, el funcionario acotó que Mendoza ya tiene una autorización legislativa al respecto desde el gobierno de Julio Cobos pero que crear un banco “es un proceso” y lógicamente requerirá infraestructura. “En junio del 2020 termina con el Nación el acuerdo para que sea agente financiero de la provincia y se puede renovar. El Nación mueve 125 mil millones de pesos, ese es el presupuesto, además de los depósitos judiciales”, detalló.  

Con un directorio mixto, Nieri afirmó que “es posible que el ahorro mendocino quede en Mendoza y así podemos pensar en la estructura productiva, lo que generará crecimiento con más financiamiento”.  

“Un crédito tiene muchas condiciones más allá de la tasa, como las garantías, el tiempo de pago y el acceso al financiamiento, y ahí está la clave. Una entidad financiera al servicio de la provincia”, finalizó el ministro.
 

 

Rechazo unánime  de todos los sectores opositores al Gobierno

Las promesa electoral de Suárez generó repercusiones en la oposición, pero también en su rival en la interna oficialista, Omar De Marchi, quien se mostró en contra de un banco provincial. Dijo que no ha sido consultado por el radicalismo sobre el tema y que “hay que ser muy cuidadosos” porque la experiencia anterior “no fue buena”.

“Los bancos terminaron financiando proyectos de los amigos del poder que no eran rentables y los créditos nunca fueron devueltos”, recordó. Y agregó que crear un banco “significaría una inversión enorme en edificio, equipamiento y personal”.  

Por su parte el titular del PJ, Guillermo Carmona, si bien se mostró de acuerdo en que se necesita un banco provincial, expresó que “es una idea que llega tarde, porque no van a ser gobierno en diciembre”.

“Es imposible no vincular esa propuesta con el descalabro financiero que han dejado en Mendoza. Nos van a dejar un escenario muy difícil por el manejo que se hizo de los recursos y una deuda altísima con entidades financieras de afuera de la provincia”.  

José Luis Ramón, de Protectora, criticó a Suárez porque su propuesta “es electoralista. Mendoza tiene que tener una agencia de financiamiento para la producción, que se conforme con un fideicomiso con aportes de las actividades con rentabilidad”, señaló.

La más crítica de todas fue Noelia Barbeito, del FIT, porque para ella el banco va a terminar siendo “una nueva caja para que los grandes empresarios se fundan y se sirvan de ella”.