Política Martes, 18 de febrero de 2020 | Edición impresa

Suárez ofrece un plan de viviendas para destrabar el presupuesto

La construcción se financiará con casi la mitad del endeudamiento que pide el Gobierno en la Ley de Presupuesto.

Por Gabriela N. Sánchez - gasanchez@losandes.com.ar

A poco más de dos meses de asumir, Rodolfo Suárez presentó ayer su Plan de Obras y Desarrollo con Equidad. Uno de los objetivos más ambiciosos está relacionado con el déficit habitacional de Mendoza: entregar 8 mil viviendas del Instituto Provincial de la Vivienda en cuatro años. Este plan es uno de los argumentos que esgrimió ayer el Gobernador para convencer a la oposición de aprobar el pedido de endeudamiento incluido en el proyecto de presupuesto 2020.

Para este punto exclusivamente, el Gobierno espera tomar una deuda de 115 millones de dólares (del total 210 millones de dólares solicitados en la pauta de gastos) y encarar una forma nueva de construcción, pago y entrega. 

 

La idea es montar las viviendas sobre terrenos ya urbanizados (con agua, electricidad, cloacas y calles trazadas) que deben ser identificados por los municipios. “Con la urbanización ya nos ahorramos una suma muy importante”, explicó el ministro de Infraestructura Mario Isgró.

Con el dinero se emprenderían la mayor cantidad de proyectos y una vez que las casas estén entre el 20 y 30% de avance en la ejecución, los adjudicatarios deberán comenzar a pagar las cuotas. “El resto de la casa se paga con la cuota que el propietario aporta y así se logra un círculo virtuoso entre el Estado y los beneficiarios porque con la cuota se  arma un fondo para que las casas avancen”, detalló Isgró.

 

Otro detalle: desaparecerían créditos en UVAs que impuso Alfredo Cornejo a los créditos del IPV. “Se aplicará otro sistema pensado para la clase trabajadora, la clase media, el estrato social que no tiene oportunidades de acceso a la casa propia”, indicó el ministro sobre el plan que todavía no tiene fecha cierta de lanzamiento. 

Por otro parte, todavía no está especificada la cantidad de viviendas que le corresponderán a cada departamento porque la vara para inclinar la balanza será la necesidad de la población en cada zona. “Si se dividieran las 8 mil viviendas por los 18 departamentos le corresponderían unas 450 casas a cada municipio. Pero no todos necesitan esa cantidad, algunos tendrán más y otros menos. Ese número lo identificamos con los intendentes que son los que conocen las necesidades del territorio”, dijo Isgró.

 

El año pasado en Guaymallén se entregaron 335 viviendas, mientras que en San Martín y La Paz se entregaron siete en cada uno. En Tupungato y Lavalle no se entregó ninguna, la primera es comuna gobernada por la UCR y la segunda por el PJ. 

Para que rinda la plata

En general, los adjudicatarios IPV empiezan a pagar las viviendas una vez que les dan las llaves de su casa. Con ese sistema, los 115 millones de dólares alcanzarían para unas 3.400 viviendas porque cada casa tiene un costo aproximado de 2 millones de pesos. 

 

Los 115 millones no son divididos en la cantidad de casas, sino que son para empezar varias viviendas y construirlas hasta una porcentaje para que después se empiecen a financiar con los aportes de los adjudicatarios. Los beneficiarios van pagando mientras el Instituto va construyendo. 

El resto del plan

El Plan de obras y desarrollo con equidad (PODE) tiene tres ejes importantes: vivienda, agua y saneamiento, e infraestructura. 

 

En el primero están las 8 mil casas que planean entregar en cuatro años. En el segundo es renovar el 70% de la red cloacal provincial que beneficiaría un millón de mendocinos. “Los trabajos sobre las plantas de tratamiento de efluentes del Valle de Uco y Palmira beneficiarán a miles de familias de la zona. Más allá de que las obras se hagan en un departamento puntual, benefician a los departamentos aledaños”, detalló Isgró.

En este punto ambiental, también entran dos de las tres obras que no consiguieron aval legislativo el año pasado: el Girsu y el acueducto ganadero de La Paz. 

 

En tanto, el tercer ítem contempla la infraestructura vial, turística, escolar y de salud. Una de las obras más ambiciosas de este apartado es la ampliación del hospital Notti. 

“Todo el plan de obras supera el monto de los 300 millones de dólares que se solicitó en el proyecto porque es un plan de trabajo que extendido en el tiempo trasciende los cuatro años de gestión. Se trata de una política de Estado que tiene varias etapas”, dijo Isgró.

“Por las solicitudes de la oposición se achicó el monto a 210 millones de dólares. El endeudamiento en estos casos tiene un buen retorno y las obras se pagan solas con la generación de empleo y la reactivación de la economía. Son préstamos a tasas muy bajas”, agregó. 

 

Plan federal

Según el comunicado de Casa de Gobierno, el Plan de obras “fue desarrollado por el equipo de Planificación e Infraestructura Pública y consensuado con los 18 intendentes de la provincia”. 

El ministro de Infraestructura explicó que no se trató de una negociación para acordar el monto del endeudamiento sino de una serie de reuniones para conocer la situación real de los departamentos. 

 

“El Gobernador nos pidió que el plan de obras tuviera territorialidad y equidad, en ese punto hemos trabajado estos dos meses con los municipios para saber las necesidades y que sea el mismo municipio el que priorice las obras que va a hacer en conjunto con la Provincia”, explicó Isgró. 

Viviendas entregadas por el IPV

9.211 Roberto Iglesias 2000/2003

10.552 Julio Cobos 2004/2007

6.266 Celso Jaque 2008/2011

5.901 Francisco Pérez 2012/2015

6.201 Alfredo Cornejo 2016/2019

8.000 Rodolfo Suárez 2020/2023 (objetivo)