Policiales Miércoles, 17 de abril de 2019

Su papá asesinó a casi toda su familia: el drama de los hijos del quíntuple homicida

El padre de Luca y Milagros mató a su mamá, a su hermana, a una de sus tías y a su abuela en Santa Fe. "Tienen miedo de que salga libre".

Por Redacción LA

Facundo Solís (34), agente del Servicio Penitenciario de Santa Fe, asesinó a balazos a su ex pareja Mariela Noguera, a la hija de ésta, a su ex suegra, a su ex cuñada y a otro hombre en un hecho ocurrido en un barrio de Santa Fe en diciembre de 2017.

A casi un año y medio del quíntuple homicidio, Melisa Noguera, hermana de Mariela, quien quedó a cargo de Milagros y Luca, los hijos del asesino y la víctima, contó detallas desgarradores del estado de los pequeños.

 

La tía de los chicos relató al cruda realidad que tiene que vivir día a día en una entrevista con Aires de Santa Fe. La nena sufre crisis de llanto, que autoflegala y es agresiva con su entorno. El nene tiene miedo de que su padre recupera la libertad.

Luca, hoy de 10 años, repite constantemente: “No quiero que mi papá salga más de la cárcel”. La pequeña vive con miedo y demuestra comportamientos preocupantes. Le tiene miedo a su abuela paterna, madre del femicida. “Piensa que su abuela es la persona de una película, siente que le está rasguñando el brazo”, aseguró Melisa.

“Me empieza a hablar. Recuerda ese día en que el padre ( Solís) sale y empieza a patear las ojotas de ella, se acuerda que el padre le dice que va a matar a Aylen y a Joel (la hermana de milagros y su novio)”, agregó la tía de los pequeños.

Los dos menores están en constante tratamiento psicológico. “La psicóloga está en todo momento para asistirlos en situaciones extremas. Milagros estuvo con crisis emocional el año pasado. Se pegaba, y le pegaba a quien se le acercaba. Lloraba desconsoladamente y gritaba llamaba a su mama”, recordó Melisa.

“En parte estamos más tranquilos. Queremos que (el asesino) sea sentenciado y que empiece a pagar todo el daño que nos causó y las familias que destruyó. Me dejaría tranquila que este mal nacido se muera. No duermo de noche tengo miedo, pienso que se me va a aparecer, va subir la escalera  y va a matar a los chicos”, aseguró.

 

El quíntuple crimen

El 29 de diciembre de 2017, Solís atacó a balazos a su ex  Mariela Noguera, quien murió en el acto. Tras atacar a Noguera, en una vivienda de Monseñor Zaspe al 4100, Solís se dirigió a una casa de la misma cuadra donde residía la madre de ella.

De acuerdo a los investigadores, allí, mató a balazos a su ex suegra, su ex cuñada, la hija de su ex pareja y al novio de ésta, y además hirió a un hijo de la primera víctima, quien esta tarde se encontraba internado en el hospital José María Cullen.