Espectáculos Viernes, 1 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Soy Rada: múltiples caras de un mismo intérprete

Agustín Aristarán, su nombre original que tanto concentra, vuelve a Mendoza con un show renovado y con múltiples aristas.

Por Martín Castillo - mcastillo@losandes.com.ar

El nombrarnos nos define, dice “quién” somos, pero no cierra el “qué” somos. Agustín Aristarán fue “Radagast” y ahora, Soy Rada. Por cuestiones de autoridad legal, tuvo que modificar el título que lo acompañaba. Una suerte de despedida a una parte importante de su persona le abre la puerta a un mundo nuevo a una persona que hace magia, comedia, actúa, canta y hace videos. El real y verdadero multitasking.

Desde muy chico se acercó a la ilusión de la magia. Una ilusión que lo acompaña y lo motiva hasta hoy y lo transforma arriba del escenario. Se acercó a la comedia, al humor arriba del escenario con una puesta en escena trabajada desde lo personal, lo anecdótico. Ahora, renovado, acerca una nueva propuesta para la diversión local: “Serendipia”, dirigida por Pablo Fábregas.

 

Con un humor crudo y sólido, allanado por preguntas que incomodan y hacen reír con su absurdo, Rada invita al espectador a conocer mejor lo que se esconde en sus estantes y en su infinito discurso, que incluso lo llevó a Netflix y a Disney.

Con fecha de cierre el 15 de noviembre en el Teatro Gran Rex, este es el último fin de semana de gira de “Serendipia”. “Es increíble cómo nos acompaña la gente, teniendo en cuenta la complicada situación. Es un show que tiene mucho humor, un poco de magia, monólogos y con música en vivo”, relata el multifacético artista.

Entre salas de teatro, también hay tiempo para la música. Junto a su banda “Soy Rada and the Colibriquis”, el oriundo de Bahía Blanca recorre los géneros del rock, el funk y hasta el hip hop “con una fuerte base en el reggae mid tempo”. Así es al menos en su primer disco. Hace poco lanzó su nuevo álbum, “Capucá”, en el que cuenta con una canción a pura fuerza del trap, como acostumbramos a escuchar en estos días.

 

Siguiendo el camino, nos encontramos con un gran paso en el cine. En la actuación, formó parte del elenco de “Re Loca”, la última película de Natalia Oreiro junto a Diego Torres. Internacionalmente, tuvo un debut particular. Mientras estaba de vacaciones, recibió un llamado de su productor con una confirmación que no pudo creer: “Listo, sos la voz de Kamari”, le dijo. Rada puso la voz a una de las hienas en la traducción latina de la última película de “El Rey León”, de Disney.

Fue orador de la última edición de “Tedx Joven Río de la Plata”, charla que trajo a nuestra provincia hace poco para hablar, en términos globales, sobre emprendedurismo y cómo salir de la tan famosa “zona de confort”.

 

Participó en festivales como el Lollapalooza 2017, Ciudad Emergente en 2018, Wateke 2017 y 2018 y formó parte de la grilla de Cosquín Rock 2019. Actualmente, además, mantiene vivo su canal de Youtube como si fuera su propia casa, invitando entrevistados y llevando a cabo su gracia y su magia. Ahora, Soy Rada llega mañana al teatro Plaza de Godoy Cruz (Colón 27). Las entradas van desde los $500 a los $800.

- Hablás de tus experiencias, es algo medio autobiográfico, ¿no?

- En realidad son todas las “serendipias” que fueron aconteciendo a lo largo de este tiempo, desde que tengo seis años hasta ahora. La serendipia es un hecho afortunado que sucede cuando no lo estamos esperando y eso hace que cambie el rumbo de las cosas, y cuento todo eso. 

- ¿Cómo hacés para estar al día con todo el contenido que compartís y subís? Te vas manteniendo vigente...

- Sucede y van saliendo. Cada área tiene un equipo copado de gente que me acompaña y hace que todo sea mucho más fácil, así puedo ocuparme de cada cosa e ir refrescando el contenido. 

 

- ¿Sentís que te repetís en algún punto, o tenés algún lugar común?

- Como son tan diversas cada una de las cosas que voy haciendo, siempre voy mostrando cosas diferentes. El show lo cambiamos cada dos años, sacamos otro disco con la banda hace poco también. Trato de que los contenidos tengan una buena diversidad para que la gente pueda ver cosas distintas todo el tiempo. Estoy en un permanente cambio.

- ¿Y con la banda por dónde navegás actualmente? Sacaron una canción de trap, algo distinto a lo que vienen haciendo...

- Sacamos un nuevo disco este año, el segundo. Me gusta escribir y sacar alguna canción nueva, además estamos tocando mucho. El 8 de noviembre estaremos en Uruguay, entre otros toques que nos ponen al día. Vamos mechando entre la gira de “Serendipia” y cada tanto metemos un recital. La búsqueda tiene ese propósito: hacer diferentes ritmos. Tengo un gusto tan variado que me gusta ir incursionando en todo lo que pueda y lo que salga. 

 

- ¿Qué te produce haber tenido este alcance gigante con poner la voz en una película?

- Alucinante. Fue una cosa muy loca. Es toda una proyección enorme para otros lados. Antes de hacerme conocido con esto ya trabajaba mucho en Latinoamérica y parte de Europa, siendo mago en festivales. Lo bueno es que ahora ayuda un montón a que vayan a verme al teatro también. Y sí, fue flasheada (ríe).

- ¿Hay diferencias muy marcadas con otros lugares en cuanto hacer tus presentaciones?

- No lo veo, hago más presentaciones acá que afuera. En la región la gente se ríe de lo mismo, acá con el contexto económico y social que hay cuesta que vaya más la gente, es entendible. De todas formas, siempre tenemos casi todo vendido en las giras y no me queda más que agradecer. 

 

- ¿De qué se ríe la gente, según el lugar? ¿Sentís que se repiten algunas fórmulas?

- Lo que cambia por ahí son algunos modismos para que se pueda entender bien. El humor es básicamente de lo mismo. Por ahí hay quienes repiten recetas, pero yo trato de que sea bien diferente en las cosas de las que hablo. Voy contando las cosas que me fueron pasando y existe ese reflejo, la gente se siente reflejada. En “Serendipia” son cosas como muy particulares y raras las que me han pasado. 

Arriba del escenario, a Soy Rada lo acompañan Charly Palermo en bajo y coros, Juanjo Gaspari en guitarra y coros y Pablo Vignati en batería.