+ Deportes Jueves, 25 de octubre de 2018 | Edición impresa

Sorprendieron al Canario

Concepción PC jugó un partido perfecto y le ganó a Murialdo por 5-2. La serie final continúa en San Juan.

Por Gonzalo M. tapia - gtapia@losandes.com.ar

Ni el más pesimista simpatizante Canario se imaginó un inicio de serie final tan pesimista. Concepción Patín Club brilló en la catedral del hockey sobre patines mendocinos y cantó victoria en el primer juego por 5-2 con una estupenda actuación del experimentado jugador David Páez, autor de tres goles. 

Gustavo Rogé / Los Andes

Después de casi dos meses y la gran final del Torneo Sudamericano en San Pablo, Brasil, se volvieron a ver las caras Murialdo y Concepción Patín Club. Sin dudas, que la la consigna para el elenco mendocino es volver a dar la vuelta olímpica y gritar campeón por primera vez en su historia. Por su parte, el elenco sanjuanino, tiene una sola premisa: tomarse revancha y gritar campeón. 

 

Los primeros minutos de juego fueron puro estudio por ambos lados. Un juego de laboratorio. El quinteto de Néstor Perea tomó la iniciativa y tuvo mayor vocación ofensiva, sin embargo, todo cambió a los 2 minutos, Concepción golpeó con una jugada de máxima jerarquía, movió la bocha y David Páez metió un bochazo inatajable para Miranda, casi desde la mitad de la cancha. Golazo. Sin dudas, el Canario sintió el golpe.

Le costó reaccionar y minutos después, llegó el segundo golpe del conjunto sanjuanino a través de Damián Páez. Desconcierto total para el campeón mendocino y sudamericano.

 

Merced a su hambre de gloria y su rebeldía única, el Canario empezó a atropellar a Concepción contra su arco, pero jugaba más con el corazón que con la razón.

Entonces, Concepción metió otro contragolpe mortal. Apareció Ariel Romero y definió en la red de Miranda, otra jugada exquisita del elenco visitante. No iban 10 minutos de juego y el Concepción ganaba 3-0. Inesperado.

Gustavo Rogé / Los Andes

Lo mejor que le podía pasara el elenco de Villa Nueva era la chicharra final para llegar al entretiempo. Obvio, tras las órdenes de Perea, en el complemento, Murialdo salió con otra cara, otra imagen. Actitud, nunca le faltó, ya que es marca registrada de este conjunto que está haciendo historia.

Sin embargo, los cientos de bochazos que buscaron el arco de Pusella no quisieron entrar. El primer ataque de Concepción fue gol de Páez e historia liquidada en este primer capítulo. Sólo hubo tiempo para los descuentos de Labiano, Nacevich y otro gol de Maturano. Concepción fue superior y se puso 1-0. 

 

El segundo partido de la serie es mañana a las 21.30, en San Juan, en el Aldo Cantoni. El tercero será el domingo a las 20.30 en Andes Talleres