Por los Departamentos Miércoles, 4 de diciembre de 2019

Aseguran que podrá restaurarse solo el 10% de la superficie quemada en el Cerro Arco

En septiembre del año pasado se incendiaron 1.700 hectáreas. Tras el diagnóstico avanza el plan de reparación ecológica.

Por Redacción LA

El 21 y el 27 de septiembre del 2018 el Cerro Arco ardió en llamas en una de sus laderas. El daño fue tan grande que se contabilizaron 1.700 hectáreas quemadas. Por tal motivo, la Secretaría de Ambiente firmó un convenio con la Fundación Cricyt para que la entidad llevara adelante un estudio de los daños y posterior reparación.

 

Según arrojaron los resultados, solo se podrán reparar 170 hectáreas de manera activa. Mariano Cony, presidente de la Fundación Cricyt, indicó que ya obtuvieron las evaluaciones preliminares. “En esta evaluación inicial hemos determinado que solamente 170 hectáreas serían factibles de llevar adelante un programa de restauración activa”, expuso en CNN radio Mendoza 91.7.

Asimismo, brindó algunos datos sobre los estudios en el territorio donde se produjo el siniestro. Cony afirmó que gran parte de la vegetación se perdió y la fauna autóctona emigró. “En este momento se ve una alta disminución de la cobertura vegetal, disminución de la presencia de determinados animales nativos”, expuso.

 

Puntualmente sobre la flora del cerro indicó que la jarilla macho está “despareciendo”. “Se ve quemado y sin posibilidad de rebrote natural”, señaló. Por tal motivo, indicó que el plan de reparación prevé producir plantines y luego introducirlos en el cerro. La importancia de volver a colocar esos ejemplares perdidos por el incendio radica en la función que cumplen respecto del ecosistema.

Finalmente, Cony se lamentó por la huida que emprendieron los animales que vivían en ese lugar. “Lo que han hecho los animales es huir”, cerró.