Fincas Domingo, 21 de abril de 2019 | Edición impresa

Sobrestock: la cosecha confirma una merma cercana al 10%

Pasó la semana pico de recolección y se ratificó que hay menos uva que el año pasado. Incertidumbre sobre cómo impactará en las existencias.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Aunque la cosecha parece haber alcanzado su semana pico, con lo cual los volúmenes de recolección empezarían a caer y se afianzaría la tendencia de una cantidad de uva entre 10 y 12% menor al año pasado, aún resta definir cuál será el impacto de otras variables en el stock de vinos, que alcanzaba, en marzo, casi 8 meses de despacho. 

El relevamiento de existencias al 1 de marzo del Instituto Nacional de Vitivinicultura muestra que, antes de que empezara la cosecha, el stock técnico de vinos de color podía abastecer el mercado durante 7,8 meses (lo favorable es 5). Del total de 7,5 millones de hectolitros, 5,6 millones eran varietales y 1,9 genéricos. 

Impacto en las existencias

Mauro Sosa, gerente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, comentó que es difícil saber hoy cuál va a ser el aporte de la cosecha actual a ese volumen existente de vinos. Es que el último parte parece indicar que la semana pico fue la anterior, lo que significa que a partir de ahora se iría reduciendo la recolección semanal. De ser así, la cosecha sería  efectivamente menor que la del año pasado (entre Mendoza y San Juan es un 12% inferior a la de 2018). 

 

Sosa advirtió que si bien se ve poco movimiento en la calle, sí se observa descarga de uva en las concentradoras de mosto, que están elaborando sobre todo criolla. De ahí que haya que esperar a saber cuál va a ser el porcentaje que se destine a jugo concentrado al final de la temporada, ya que hasta el momento San Juan ronda el 50% y Mendoza roza el 18%. A esto, planteó, hay que sumarle que algunas bodegas optarán por inmovilizar vinos para exportación para acceder al beneficio fiscal contemplado en el fondo anticíclico. 

Estas dos variables -el porcentaje a mosto y la inmovilización- pueden incidir en los volúmenes disponibles para el mercado interno para junio de 2020, además del hecho de que la cosecha sería menor a la del año pasado. En cuanto a la marcada diferencia entre genéricos y varietales, detalló que desde que se tiene que declarar la intención de certificar varietales, se engrosa ese número, pero luego pueden venderse en el mercado como genéricos. 

El gerente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este agregó que, de acuerdo al reporte de existencias desagregadas que elabora el INV, las bodegas tienen poco vino, lo que genera expectativas de que se movilice el mercado. "Vemos que hay poco vino genérico y en el mercado se está moviendo el blanco genérico, porque no tienen existencias", indicó y lo atribuyó a que las condiciones favorecen la especulación financiera, por lo que las empresas salen a comprar solo cuando les hace falta, como está ocurriendo ahora. 

 

Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, consideró que la disminución del stock va a ser lenta y que la proyección va a depender de si la cosecha agrega o resta a ese volumen. Para ello, señaló, habrá que esperar los partes, ya que si bien hasta ahora muestran una reducción de 10% en la cantidad de uva con respecto a 2018, también muchos productores han demorado la recolección por falta de financiamiento, por lo que estimó conveniente aguardar los resultados finales. 

 

Por otra parte, destacó que las exportaciones están teniendo una recuperación y que el mercado interno ha presentado un leve incremento en los meses de diciembre, enero y febrero. Esto, detalló, debido a que el vino estaba a un precio alto pero empezó a ser alcanzado por la inflación, de manera que en la actualidad tiene un valor competitivo con respecto a otras bebidas, como la cerveza y las gaseosas, que han sufrido una marcada caída en las ventas.