Sociedad Miércoles, 9 de octubre de 2019 | Edición impresa

En Mendoza se pierden más años de vida que en el país por accidentes

Así lo refleja un estudio del Observatorio Nacional Vial. La cantidad de varones accidentados duplica a la de mujeres.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Los siniestros viales en Mendoza hacen que se pierdan más años de vida que en el promedio del país. Así se desprende de un informe del Observatorio Nacional Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial con datos del año 2017, último de los analizados.

Para evaluar el impacto de los incidentes en una determinada sociedad se elabora una tasa que considera variables como la expectativa de vida, la cantidad de siniestros y el tipo de lesiones de quienes sobreviven.

Esta tasa, conocida como DALYs, es el indicador que refiere a los años de vida perdidos por fallecimiento y vividos con discapacidad por la presencia de enfermedad, dos diferentes cálculos que contempla.

La tasa que arroja Mendoza es de 869 mientras que a nivel país es de 746. Como para tener una noción, los países con mejor desempeño en la seguridad vial ostentan una tasa DALYs de 333.

 

La provincia mostró peor escenario que las otras jurisdicciones que se tomaron como referencia: Santa Fe (861,9) y Ciudad Autónoma de Buenos Aires (328.4).

El trabajo señala que en Argentina, “durante el año 2017 los años de vida perdidos y vividos con discapacidad como producto de las lesiones de tránsito ascendieron a 328.610,3. De estos, 270.202,9 correspondieron a los años perdidos por muerte prematura mientras que 58.407,4 a los años vividos con discapacidad”.

De todas formas, Argentina se encuentra mejor posicionada que la mayoría de los países de la región, sólo superado por Colombia, Perú y Chile, que tiene la mejor tasa: 627,2. El país con mayor pérdida de años de vida es Ecuador, con 1.363,5.

Hay que tener en cuenta que para ese año que se ha considerado, la provincia fue escenario de dos hechos graves. Por un lado, en febrero fue el vuelco del colectivo de Tur Bus en alta montaña y que ha sido considerado la mayor tragedia ocurrida en este territorio. En esa ocasión, 19 personas perdieron la vida y 22 resultaron heridas.

Por otro, en junio volcó un colectivo que llevaba integrantes de una escuela de danza en Cuesta de los Terneros, San Rafael. En ese marco fallecieron 15 personas y más de 20 resultaron heridas. 

Consecuencias

El fallecimiento en incidentes viales implica la pérdida de años de vida en relación con la expectativa de vida de las personas. En tanto, la discapacidad devenida de las lesiones sufridas en el siniestro, impacta en las condiciones físicas, psicológicas, sensoriales y sociales. Se ve afectado su trabajo, muchos lo pierden e incluso sus vínculos con la familia, como explicó la doctora Silvana Mercante, especialista en Rehabilitación y jefa de este servicio en el hospital Lencinas. 

Por eso el estudio apunta a generar conciencia sobre el impacto de estos hechos que va más allá de los fallecimientos. Las discapacidades más frecuentes son causadas por traumatismos craneoencefálicos, lesiones medulares, amputaciones de miembros o fracturas de huesos largos.

 

“Muchos tienen que dejar de trabajar o pierden su empleo, genera gran impacto a nivel laboral, individual y familiar porque a veces son el sostén económico”, apuntó. 

Suelen ser tratamientos prolongados y de alto costo para el sistema de salud. Por otra parte, hay quienes pese a realizar una rehabilitación quedan con secuelas. La profesional mencionó que en algunos casos pueden ver disminuida la sobrevida por ellas, ya sea por heridas en la piel, complicaciones respiratorias, alteraciones del sistema urinario o infecciones. Es decir, pueden producir la muerte. 

Varones jóvenes 

Hugo Fiorens, director de la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial, explicó que esta situación se asocia mayormente a cuestiones de conducta y culturales.

“La mayoría de los siniestros tiene que ver con causas comunes: exceso de velocidad, consumos problemáticos, que generalmente es alcohol pero también puede haber otras drogas, uso de celular y falta de seguridad interna”, detalló. 

Sobre esto último dijo que muchos no usan cinturón de seguridad en particular al ubicarse en los asientos traseros del auto. Los niños suelen viajar allí sin él, pese a que el uso es obligatorio en todos los sitios del vehículo.

 

Los pasajeros de motos son los que suelen salir en peores condiciones de un incidente, debido a que están más expuestos, sobre todo si circulan sin casco.

Otro aspecto que influye es el constante incremento del parque automotor y que no se den de baja vehículos en la misma medida. Esto en el marco de la misma estructura de calles y rutas favorece los siniestros, consideró. 

Según el mismo informe, en el país los varones lesionados en incidentes de tránsito son el doble que las mujeres: 66% y 34% respectivamente.

En la sede local de la agencia contabilizaron en 2017 el fallecimiento en el lugar del siniestro de 56 mujeres (29%) y 137 varones (71%). Al año siguiente fueron 28 mujeres (18%), 131 varones (81%) y dos sin identificar. 

Respecto de este punto Hugo Fiorens consideró que influye mucho que hay más conductores hombres y que las mujeres más prudentes. 

Para graficar esta aseveración, detalló que el 70% de las licencias de conducir tienen a un varón como titular.

 

Cómo se hace el cálculo 

El DALYs utiliza una especie de fórmula:

Para calcular los años de vida perdidos, usa como parámetro la máxima expectativa de vida de una persona con buena salud (mujeres de Japón: 90 años) y la compara con la edad de defunción.

En cuanto a los años vividos con discapacidad, se consideran las probabilidades de ocurrencia de lesiones según las características (género, edad y tipo de usuario de la vía) de los lesionados por el tránsito.

Finalmente, así, el DALYs se compone de la suma de los años de vida perdidos y los años vividos con discapacidad.

El foco del informe

- En el año 2017, fallecieron en Argentina por causa de lesiones ocasionadas en el tránsito 5.611 personas, lo que en términos relativos (tasa de mortalidad) se traduce en 12,7 víctimas fatales cada 100.000 habitantes. 

- Hay mayoría de hombres entre los muertos en accidentes. Las víctimas fatales por siniestros de tránsito en 2017 fueron principalmente varones (77,2%) y jóvenes entre 15 y 34 años (41,6%), 

- Las principales víctimas afectadas en el país por la inseguridad vial fueron los usuarios de motovehículos (39,9%), y en segundo lugar los automovilistas (29,9%) 

- En cuanto a víctimas no fatales ese mismo año se registraron en Argentina 118.550 víctimas no fatales. Del total de lesionados, 88,9% sufrió heridas leves, mientras que el restante, 11,1% heridas graves.

- De los lesionados, 34,5% de las víctimas presentó traumatismos múltiples, el diagnóstico más frecuente.