Espectáculos Receptorias Viernes, 1 de marzo de 2019 | Edición impresa

Sinfónica de la UNCuyo abre el año con un popular repertorio de música de películas

La agrupación dirigida por el maestro Rodolfo Saglimbeni comienza la temporada 2019 con un concierto dedicado a bandas sonoras del cine.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

La banda sonora de ciertas películas han quedado en la historia del cine, como grandes obras de la música orquestal, que no sólo son de gran atractivo para el público cinéfilo, sino que para un músico de orquesta representan un reto tan especial como interpretar una obra de Mozart o Beethoven.

Y para dar inicio a la temporada 2019, la Orquesta Sinfónica de la UNCuyo preparó un concierto inaugural con obras del siglo XX, para cerrar el período de verano y ofrecer al público un recorrido musical ameno y atractivo.  

 

Esta noche, la agrupación dirigida por el maestro venezolano Rodolfo Saglimbeni, interpretará en la Nave Universitaria la obertura creada por John Williams, perteneciente a la película de Indiana Jones “Los Cazadores del Arca Perdida”; una selección de temas de “Mi bella dama” de Frederick Loewe y la siempre atractiva Suite de “La Guerra de las Galaxias”, también de Williams.

“Siempre pensamos que el comienzo de temporada es el fin de verano y las vacaciones, por eso para el público la música de películas es un repertorio muy llamativo. El cine ha sido un instrumento de desarrollo para la música, con las bandas sonoras. Y un programa como este con la ‘Guerra de las Galaxias’ o el ‘Los cazadores del arca Perdida’, uno tiene presente a la música. Y también música de Broadway que se llevó al cine. Es una buena razón para atraer al público con música conocida”, aclara el maestro Rodolfo Saglimbeni sobre el programa elegido para el concierto de esta noche. 

 

Atractiva y popular, pero no menos exigente para el conjunto de músicos de la orquesta es la hazaña musical que se proponen hoy para volver a enamorar a su público.  “Para el músico es un placer y un desafío interpretar música escrita en el siglo XX, de extraordinarios músicos como John Williams. Es una música muy exigente para la orquesta. Y resulta un concierto con las mismas dificultades que la música clásica. “Los cazadores del arca perdida” es una pieza de gran dificultad, como cualquier obertura de Wagner o de Beethoven. Y esa suite es como tocar una sinfonía de Mahler. Puertas adentro tiene una exigencia muy grande y un doble propósito: ser atractiva para el público, pero al mismo tiempo estamos tocando música tal cual fue escrita. Son retos importantes para nuestra orquesta”. 

-Esta temporada, ¿hay una programación especial de la Orquesta?

-Hay novedades. Comenzamos con este concierto y dentro de dos semanas iniciamos un proyecto que lo vamos a repetir: el concierto de Mozart pero en una nueva producción con la ópera Studio que dirige Verónica Cangemi. Y la novedad es que la haremos en un espacio abierto, que es la Nave Creativa. Será una escena de corte moderno, de una ópera extraordinaria con una adaptación muy amena. Es una gran comedia pero con una moraleja para el público.  

 

También nos estaremos presentando en el ciclo “Música Clásica por los Caminos del Vino”. Y luego tenemos una serie de conciertos que son la columna vertebral de la temporada, donde tocaremos las grandes sinfonías; como la “Sinfonía Fantástica” de Berlioz, en conmemoración de los 150 años de su fallecimiento; la tercera de Bethoven. Una serie de solistas de nuestra orquesta, otra dedicada a los coros. Y una serie dedicada a la música popular con la música académica, como la salsa, el jazz y el rock.

Será una temporada con mucha variedad, siempre pensando en el público; por eso buscamos un repertorio que sea participativo y tenga proyección, y abriendo más el 
compás con otras obras.  

El legado inolvidable de Samira Musri

El martes pasado la noticia del fallecimiento de la flautista Samira Musri conmovió a toda la comunidad de artistas en Mendoza.

La música y docente, que era la Primera Flauta de la Orquesta Sinfónica de la UNCuyo, venía desde hace un año batallando con una enfermedad con gran valentía.  

Musri fue discípula de Lars Nilsson y se perfeccionó en Europa con Alain Marion, András Adorján, Pierre-Yves Artaud y Aurèle Nicolet; y en Argentina, con Félix Renggli, Jean-Claude Gerard, Alfredo Ianelli, Patricia Da Dalt, Robert Dick, y Juan Manuel Quintana (música antigua).  

 

Además fue fundadora de Doce Lius (Asociación Mendocina de Música de Cámara), profesora de Música de Cámara en la FAyD de la UNCuyo y profesora de flauta en el Bachillerato Artístico Musical de Mendoza.  

Como artista fundamental de la Orquesta Sinfónica, el dolor por su pronta partida invadió a todos sus compañeros y colegas. Y el concierto de apertura de esta noche estará dedicado a ella.  

“Samira no sólo era flautista de la orquesta, sino que era parte integral de nuestra institución. Desde su puesto nos ofreció lo mejor de su música. Fue una persona que se distinguió y justamente el año pasado hizo varias obras orquestales como solista y siempre estuvo firme. Y en asuntos extra de la orquesta también tenía una activa participación. No sólo se va una flautista, sino que se va una persona pilar de la orquesta. Son días difíciles, pero la música nos une y el concierto del viernes será un homenaje que se extenderá con otras actividades a lo largo del tiempo. No queremos recordarla con tristeza, sino celebrando la música. No es fácil pero de manera celebratoria la recordaremos como la gran artista que fue; una excelente maestra y música de cámara. La vamos a extrañar pero siempre será una fuente de inspiración para nuestra orquesta”, expresó el director de la agrupación sobre el doloros momento que atraviesan y la riqueza de su legado.

La ficha

Inauguración de temporada 2019 de la Orquesta Sinfónica de la UNCuyo

Dirección: Rodolfo Saglimbeni.

Día y hora: hoy, a las 21.30.

Lugar: sala Chalo Tulián de la Nave Universitaria (Maza 250, Ciudad).

Entrada: $210 (general) y $180 (estudiantes y jubilados). En boletería y www.entradaweb.com.ar