Economía Sábado, 9 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Sin actualizaciones en los límites de compra, cae el uso de las tarjetas

La falta de incentivos al sector emisor y la caída del poder adquisitivo, terminaron diezmando su uso.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

La caída del consumo, vinculada a una baja en el poder adquisitivo, junto al aumento del costo financiero y las tasas de interés, generaron un impacto en el mercado crediticio y alcanzaron también al uso de tarjetas. En Mendoza, desde varias financieras aseguran que el consumidor es cada vez más “cuidadoso” en sus gastos.

De acuerdo con datos de la Cámara Argentina de Tarjetas de Crédito y Compra (Atacyc) en todo el país hay un millón menos de plásticos activos que hace un año. Si bien los datos se obtienen a partir del informe de las casas emisoras y no se desagregan por provincia, el organismo estimó que las reducciones son particularmente importantes hacia el interior del país.

 

El dato equivale a un 6% del total de las tarjetas activas. De acuerdo con datos del Banco Central de la República Argentina (BCRA), los 10 primeros bancos del sistema concentran 14,6 millones de titulares de tarjetas de crédito, de los 25 millones que se calculan en total en todo el país. 

Según explicó César Bastien, titular de Atacyc, “más allá de la situación macroeconómica, los emisores enfrentan problemas regulatorios que han afectado mucho la actividad”. Por ejemplo, falta de incentivos adecuados para los emisores. También, el hecho de que no estén actualizados los límites de compra al ritmo de la inflación, y que el poder de compra de las tarjetas ha disminuido”.

 

Entre la falta de incentivos también se destaca el hecho de que en 2017 el sector debió bajar los aranceles a los niveles más bajos de la región; el plan Ahora 12, con una tasa bonificada desde el banco emisor, se convirtió en un plan con tasas inferiores a los de la inflación y se redujo el plazo de pago a comercios a diez días hábiles (antes de cobrar al usuario).

Finalmente, la tarjeta es un medio de pago por el que se administran más de 90 regímenes de recaudación en forma gratuita para el Estado. 

 

Todos estos factores llevaron a las empresas a achicar el negocio (emitir menos plásticos), y disminuir los beneficios para sus clientes, con lo que contribuyeron a reducir el uso, un efecto que comenzó con la pérdida del poder adquisitivo producto de las últimas corridas cambiarias. 

Altas tasas

El economista José Vargas, de la consultora Evaluecon, añadió un factor que hace que el uso de tarjetas de crédito disminuya: las altas tasas de interés y un costo financiero que puede incrementar el gasto en hasta 230% anual.

Las comisiones cobradas por las tarjetas de crédito tuvieron un incremento interanual de entre 80% y 60%, dependiendo de si se trata de una tarjeta bancaria o una emitida por una casa de electrodomésticos, un hipermercado o una financiera.

 

“Pero además, el problema fundamental es el Costo Financiero Total. Ahí el incremento es del 230% anual, porque incluye, además, seguro de vida, costos operativos, envío de resumen, y todo eso termina encareciendo considerablemente el uso de las mismas”, advirtió el economista.

Caídas del crédito

No sólo las tarjetas de crédito reflejaron la baja en el consumo, sino que en el tercer trimestre de 2019 el Banco Central registró “una tendencia hacia la restricción de los términos y condiciones aplicados a los préstamos a las familias”.

 

Así, los spreads sobre el costo de fondeo se incrementaron significativamente en otros créditos al consumo y, con menor intensidad, en otras líneas. 

Las comisiones cobradas aumentaron significativamente en las tarjetas y, en menor medida, también en los créditos prendarios o hipotecarios. Igualmente, los montos máximos de otorgamiento se redujeron, así como los plazos, en casi todas las líneas de hogares. 

 

Para el cierre del año, los bancos consultados por la autoridad monetaria prevén una significativa reducción de los estándares de aprobación de casi todas las líneas crediticias y tarjetas de crédito.