Espectáculos Jueves, 4 de abril de 2019 | Edición impresa

“Shazam”: el superhéroe que todos los chicos querrían ser

La esperada película del universo de DC vino a refrescar la pantalla con un personaje delicioso y un filme divertidísimo.

Por Jake Coyle

"Shazam!”, que llega hoy a las salas de Mendoza, es la más reciente película de superhéroes que encuentra inspiración más allá de la mitología de los libros de historietas. Al igual que el rudo thriller sobre Wolverine, “Logan”, tomó elementos de westerns como “Shane” y “Black Panther” y fue construida como una cinta de espías al estilo de James Bond. Para esto “Shazam!” encontró su ADN en comedias de aventura de la década de 1980 como “Los Goonies” y “Gremlins”.

El superhéroe es, cada vez más, un caballo de Troya en medias de lycra. Y desde ese concepto: “La gente está entendiendo que uno puede contar muchas historias diferentes bajo la bandera del superhéroe”, dijo el productor de “Shazam!”, Peter Safran; quien también produjo “Aquaman”. “No todas las películas tienen que ser espectáculos épicos apocalípticos. Se pueden contar historias familiares maravillosas. Puede ser una cinta sobre un robo. Puede ser una película de terror”.

 

Y el felizmente la extravagante “Shazam!” (hecha por la módica suma de 100 millones de dólares) se perfila como uno de los más grandes éxitos entre los filmes de DC Comics de Warner Bros. Esta década, el único estreno de DC tan aclamado fue el de “Wonder Woman” en el 2017. Las más ridiculizadas, voluminosas y caras “Justice League” y “Suicide Squad”, ni siquiera les siguen de cerca.

La cinta tiene como protagonista a un adolescente de 14 años que puede convertirse mágicamente en el superhéroe adulto Shazam. Es que Billy Batson obtiene de un antiguo mago el poder de transformarse en un musculoso hombre de más de 1,90 metros, entallado en un traje rojo, capa blanca y un gigantesco rayo amarillo en el pecho. Basta con que Billy pronuncie el místico nombre de “Shazam” para que adopte el cuerpo de este superhéroe que nada tiene que envidiarle a Superman. Sin embargo, aunque en un cuerpo de adulto, Billy sigue siendo un adolescente inmaduro, travieso: como tal se deleita descubriendo el alcance de sus poderes y averiguando si es capaz de volar o disparar rayos, por ejemplo.

Para los realizadores de “Shazam!”, la película tiene el tipo de atractivo elemental basado en el sueño de convertirnos en superhéroes. Mientras otras adaptaciones de comics son místicas, “Shazam!” y su héroe son alegremente bobos.

“Me siento mal por muchos de los otros actores que terminan siendo superhéroes”, dijo el actor Zachary Levi, cuya serie de espionaje “Chuck” tenía un sabor parecido. “La mayoría de los otros superhéroes son tranquilos y compuestos y pensativos; están salvando al planeta. Billy Batson es uno de los pocos entusiasmados. No es una responsabilidad, es algo locamente genial”.

 

Lo irónico es que “Shazam!” data desde los inicios de los comics.

Creado en 1939, un año después que Superman, fue en gran parte concebido como una imitación del Hombre de Acero. Entonces le cambiaron el nombre a Capitán Marvel y por momentos incluso vendió más que Superman en los años ‘40.  

Una serie en blanco y negro de 1941 fue una de las primeras adaptaciones de los libros de historietas. Pero para principios de los ‘50, una demanda por violación de derechos de autor de DC Comics a la editorial de Captain Marvel, Fawcett Comics, terminó por apagar al personaje.  

En 1967 fue lanzado un nuevo héroe con el mismo nombre y en 1972 el Capitán Marvel original fue reintroducido como Shazam.

 

Resulta impresionante que después de tantos años los dos Capitanes Marvel lleguen a las salas de cine casi simultáneamente. “Es una locura -dijo Safran-. Pero esto realmente nunca nos preocupó porque son dos tipos de películas muy diferentes”.

El debut de “Shazam!” en la pantalla grande tomó años no sólo por problemas legales, sino por el tono particular del filme.  

Poco después de que New Line comenzara a desarrollarlo en la década del 2000, se pusieron de moda cintas oscuras y taciturnas, en gran parte gracias a “Batman: El caballero de la noche”.

Esta película viene a remozar el solemne universo de superhéroes oscuros y tristes. Y lo hace con humor y frescura. | Gentileza

No obstante a medida de que se fueron expandiendo las posibilidades de los superhéroes, encabezados por “Los Guardianes de la Galaxia” de Marvel, “Shazam!” encontró su lugar.

Con un guion de Henry Gayden, el director sueco David F. Sandberg (”Annabelle: Creation”) fue contratado para el proyecto y según dijo el realizador les tomó más de 100 audiciones conseguir a su Shazam.  

 

Al principio Levi, de 38 años, declinó hacer el casting, escéptico de que algo pudiera salir de eso. “Le pregunté a mi agente, ‘¿no están buscando a tipos enormes o cuando menos muy famosos?’”, contó Levi cuyos créditos también incluyen “Tangled” y “La maravillosa Sra. Maisel”. “Sentí que iba a hacerle perder el tiempo a todo el mundo”, concluyó. Pero más tarde Levi envió un video como audición para otro papel y esa misma noche Sandberg y Safran lo llamaron a decirle que era apropiado para Shazam.

“Zach es básicamente un niño grande -afirmó Sandberg. Conserva ese entusiasmo que los chicos sienten por todo”.

“Me quedé atónito”, aclaró Levi respecto al hecho de que lo eligieran. “Siempre he sido una persona con cierto síndrome de Peter Pan”.

En cuestión de una semana le dieron oficialmente el papel y Levi, un admirador de Tom Hanks de toda la vida, se encontró viviendo una fantasía que nunca había esperado consumar: “Hacer algo como ‘Big’”.

Shazam

También en las multisalas

“4x4” (Argentina - España/2019)

“4x4”

Un joven delincuente intenta robar una camioneta pero queda atrapado en su interior en una suerte de celda blindada, a merced de su único propietario que se comunica con él a la distancia y de alguna forma intenta enjuiciarlo en forma sumaria.  

Es el debut en solitario de Mariano Cohn, quien con Gastón Duprat es autor de celebrados filmes como “El artista” y "El hombre de al lado”.

Esta película tiene origen en un guión del propio Cohn, la dirección de fotografía de Kiko de la Rica, y las actuaciones de Peter Lanzani, Dady Brieva y Luis Brandoni: tres actores que ya probaron antes con este director.
 

“Cementerio de animales” (Estados Unidos/2018)

“Cementerio de animales”

El doctor Louis Creed se muda con su esposa Rachel y sus dos hijos pequeños de Boston al Maine rural, y cerca de su nueva casa descubren un misterioso cementerio dedicado a difuntas mascotas, escondido en lo profundo de un bosque lleno de secretos.  

Con esta historia, el clásico de la pluma de Stephen King aunque no es una obra maestra tiene un peso propio y una puesta bien hecha.

La película está dirigida por Kevin Kolsch y Dennis Widmyer. El guión es de Jeff Buhler y Matt Greenberg, adaptado del relato de King, varias veces llevado al cine. Actúan: Jason Clarke, Amy Seimetz y John Lithgow.

“El silencio es un cuerpo que cae” (Argentina , 2018)

“El silencio es un cuerpo que cae”

Detrás de la cámara que captura fiestas y vacaciones familiares, hay un hombre. Es el padre de Agustina, la directora de este documental que, a partir de películas caseras en 8 mm y VHS, explora un pasado personal y a su vez descubre el retrato político y social de una época. Un material arriesgado que compila cerca de 160 horas registradas por ese padre, en el que confluyen temas como una doble vida homosexual, la militancia de izquierda y el SIDA.  

La ópera prima de Agustina Comodi viene de cosechar el elogio de la crítica, junto a premios y distinciones en varios festivales, incluyendo el GRABA 03.