Opinión Espectáculos Domingo, 27 de enero de 2019 | Edición impresa

Sex Education: es hora de hablar de “eso” - Por Martin Castillo

La plataforma abrió el año con una serie irreverente, que dio tan bien en el clavo que se ha vuelto una favorita del público.

Por Martin Castillo - mcastillo@losandes.com.ar 

Y sí. Una vez más la avasallante plataforma nos ofrece una nueva producción original, que ha causado sensación y está en boca de todos, levantándose, sin dudas, como el estreno más importante de enero. En “Sex Education” (“Educación Sexual”, por si faltara aclararlo) encontramos algo tan vigente en Argentina como en el mundo: la libertad sexual sin inhibiciones, como la conciencia sobre la salud y el respeto por la diversidad.

¿La historia? Asa Butterfield (“El niño con el pijama de rayas”) interpreta a Otis, un joven británico que comienza un nuevo año de secundaria, abriendo también así una nueva etapa en su vida: su desarrollo sexual, como el de sus compañeros. Otis vive con su madre, Jean Milburn, una terapeuta sexual encarnada por una intachable Gillian Anderson, que sin medirse interfiere en la intimidad de su hijo, quien (notable emprendedor el chico) se unirá a Maeve (Emma Mackey) para brindar un “servicio de terapia” a los inexpertos estudiantes que recurran a ellos. Ese es el nudo de la serie. 

El resto del elenco no pasa desapercibido y cumple bien su tarea: Ncuti Gatwa es Eric Effiong, el mejor amigo de Otis ,un chico abiertamente gay, descendiente de africanos y con una personalidad extrovertida, pero que sufre bullying constantemente. Como actor de reparto, Gatwa hace  su tarea válida de reconocimiento. Genera una corriente argumental alternativa correcta y potencia la trama, como el trabajo del resto del elenco.

El guión funciona. El manejo de una temática, bastante explotada hoy en día, cruzada por múltiples discursos referidos a cuestiones acerca del aborto, las drogas y las prácticas sexuales, por ejemplo, no es tarea fácil. La forma de comunicar todo esto gira entre el humor ácido y varias dosis de drama muy bien inmersas en los diversos personajes, que varían en sus personalidades y hacen más fácil la tarea de empatizar con ellos. 

Los hechos pasan en una secundaria que parece más norteamericana que europea, pero los clichés se desenvuelven con la naturalidad con la que son abordados los problemas: masturbación, orgasmos, aborto, diversidad sexual y tantos otros, son revisados con una sinceridad brutal. 

Por supuesto, la serie está llena de sexo explícito. Lo que tiene, es que cuando lo muestra hay una vuelta de tuerca hacia lo emocional, una pata fundamental en las relaciones. 

La sensibilidad en los adolescentes no es para nada ninguneada y hasta demuestran entender mejor el mundo emotivo que muchos adultos. Hay que darse una chance y verla. 

La ficha

Sex Education - serie original de Netflix

Fecha de estreno: 11 de enero.

Con: Asa Butterfield, Gillian Anderson, Emma Mackey.

Calificación: Muy buena.