Economía Martes, 8 de octubre de 2019 | Edición impresa

Servicios Públicos: los usuarios demoran sus pagos

No se llega a la morosidad, pero sí creció el número de clientes que abona su factura luego del último vencimiento.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Aunque se trata de servicios que se suspenden ante la falta de pago -por lo general no se llega a esta instancia- las distribuidoras de electricidad y gas han notado una dilación en los plazos de pago de sus clientes. Esto, pese a que se implementó la opción de cobro mensual para ambos servicios y que en el caso del gas -puntualmente- se aplicó el diferimiento de un porcentaje de la facturación de invierno para los meses de calor.

 

Gas

Desde Ecogas indicaron que, pese a que no hay un aumento notable de la morosidad, se observa una dilatación los tiempos de pago. Esto, pese a que, desde junio, las facturas se emiten cada mes y al igual que con la luz, el consumo y el cargo fijo -bimestrales- se dividen en dos cuotas. En lo que va de 2019, se aplicaron tres aumentos: de 6,2% en abril, de 10,9% en mayo y de 8,1% en junio. 

Por otra parte, se estableció un diferimiento de pago. Es decir que el 22% del total a pagar en las facturas emitidas entre el 1 de julio y el 31 de octubre -los meses de mayor consumo- se difiere en 5 cuotas consecutivas y sin interés que deberán abonarse a partir del 1 de diciembre. En este servicio se produjo una baja de 5% en el consumo de los usuarios residenciales, con respecto al invierno 2018.

 

La empresa ofrece la posibilidad de abonar la deuda a través de la página web con tarjeta de crédito y en cuotas con interés -con excepción de Tarjeta Naranja, que brinda tres cuotas sin punitivos. También se puede solicitar un plan de pagos al centro de atención telefónica 0810-999-8000, de lunes a viernes de 8 a 18, o en las sucursales (consultar direcciones en ecogas.com.ar).

Luz

Las distribuidoras de electricidad señalaron que las demoras en los pagos no llegan a ser consideradas “moras”, pero sí hay una notable baja del consumo. Desde Edemsa consideraron que no hay mayores atrasos porque se trata de un servicio esencial y plantearon que una causa de esto puede ser que en julio de 2018 el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) estableció que, si bien la facturación -y la lectura de consumo-  siguen siendo bimestrales, las boletas deben incluir la opción de pago mensual.

 

Raúl Stasi, gerente de Edeste, coincidió en atribuir una reducción en el atraso a la posibilidad de abonar la factura en dos cuotas. Si bien algunos clientes siguen cancelando el total bimestral, disminuyó de modo significativo el número de planes de pago para clientes residenciales, porque el pago mensual -en definitiva- es una forma de financiación.

Pese a eso, reconoció que en los últimos meses hubo un  incremento en la morosidad, aunque los deudores incobrables casi no existen, porque la falta de pago conlleva a la suspensión del servicio. De todas formas, Stasi aclaró que el nivel de mora sigue siendo relativamente bajo. Lo que sí es notorio, es la disminución del consumo.

 

Según datos del EPRE, en julio, la demanda de energía de Edemsa, Edeste y la Cooperativa Eléctrica Godoy Cruz cayó 3,2% con respecto al mismo mes de 2018. En tanto, la variación acumulada en lo que va del año fue de -4,3%. “Si uno pregunta cómo ha impactado la crisis económica es en la disminución de consumo. Hay una autorregulación”, planteó el titular de Edeste.

Sobre la composición de los morosos, indicó que 40% involucra al Estado -oficinas, hospitales, escuelas-, que siempre termina pagando; alrededor de 50% corresponde a usuarios residenciales; y un 12% a la industria y comercio. Stasi detalló además que cerca del 25% del total de los clientes residenciales tiene tarifa social. 

En abril, el gobierno nacional estableció que no se iban a realizar nuevos ajustes en la electricidad ni el gas en 2019. Sin embargo, esto sólo incluía a los ítems de la facturación que dependen de Nación. En julio, la provincia autorizó la suba del 16% en promedio del componente “Valor Agregado de Distribución” (VAD), que no se había ajustado en 2018. 

 

Agua

Desde la empresa Agua y Saneamiento Mendoza (Aysam) explicaron que la recaudación se ha mantenido en los niveles históricos y que la incobrabilidad es del 4%. En cuanto a las medidas para lograr esto, señalaron que se ayuda a los clientes a regularizar su deuda por medio de planes de pago acordes a su situación particular. También se brindan bonificaciones por pago al contado y financiación de las boletas en cuotas.

Asimismo, indicaron que la compañía cuentan con un conjunto de herramientas para que los clientes morosos puedan ponerse al día. Estos pueden consultarse en las oficinas de atención al público o por medio de la página web www.aysam.com.ar,  desde la que se puede realizar diversas operaciones como imprimir una factura o adherirse a la boleta digital.

 

En cuanto a la facturación, Aysam solicitó en febrero un incremento del 50% sobre la tarifa para 2019, pero el gobierno local no autorizó esa suba, por lo que los usuarios no han tenido variaciones en sus boletas con respecto al año pasado, cuando se ajustó un 78% en tramos.