Guarda14 Sábado, 30 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Servicio: elementos útiles

La sommelier María Eugenia Loria brinda consejos simples para no fallar a la hora de servir el vino en casa. Todo lo que hay que tener.

Por Florencia Da Souza - Especial para Guarda 14

Siempre es interesante echar mano a algunos tips cuando se trata de lograr un buen servicio de vino en casa, para invitados o para nosotros mismos. No es necesario ser un gran conocedor o consumidor de importantes etiquetas para nutrirnos de todos los implementos necesarios que hacen de este ritual, un momento único.

La mendocina María Eugenia Loria, certified sommelier y propietaria de El Ceibo Restaurante y Santa y Pecador, arriesgó, en charla con Guarda 14, cuáles son aquellos elementos que ayudan a lograr un correcto servicio.

 

“Es bueno animarse y adquirir elementos que creemos que no los vamos a usar nunca, cuando en realidad, se usan siempre y son para mejorar el servicio”, agrega Loria, quien tiene una larga experiencia en este campo y sentencia: “De todas formas, siempre recomiendo que mientras se tome vino, todo está permitido. Lo importante es beberlo y disfrutarlo”.

Sacacorchos: preferentemente, de dos tiempos y con cuchilla para cortar la cápsula de la botella (siempre por el segundo gollete o ranura; así, se evita que el aluminio de la cápsula caiga adentro de la botella). El sacacorchos eléctrico (a pilas), para aquellos amantes de los objetos modernos, es igual de efectivo, sólo que es bastante más costoso.

 

Cristal: es la tela que se utiliza para secar la botella que se extrae de la frapera. Puede ser reemplazada por una servilleta de papel, que absorba el agua.

Copas: preferentemente, de cristal o vidrio. Existen diferentes diseños de copas y esto tiene que ver con el tipo de vino a servir. Un espumante servido en una copa tipo flauta (que es la correcta) ayudará a que se mantenga más el gas. Una copa para vino blanco, de capacidad más reducida, ayuda a conservar la temperatura del mismo. En este caso, siempre hay que servir ¼ de la copa. Por último, los copones para vinos tintos son más amplios porque así se sienten mejor los aromas que desprenden. 

 

Frapera: también conocida como balde, es ideal para vinos blancos, espumosos y rosados. Es recomendable utilizar las de aluminio, pero de cualquier material son correctas. Es un recipiente que ayuda a mantener la temperatura de esta categoría de vinos. Es importante introducir primero la botella, luego agregarle hielo hasta la mitad y posteriormente, ¼ de agua fría.

Dos tips para cuando usamos frapera:

1- Para enfriar un vino rápidamente, es necesario agregar hielo a la frapera hasta su borde y esparcir sal gruesa; sin agua. De esa manera se logra un enfriado express y la sal ayuda a que el hielo se mantenga. 

 

2- Si la frapera se lleva a la mesa y el vino se termina, la botella vacía se coloca en la mesa, como ocurre con cualquier otra bebida. Esa botella nunca vuelve a la frapera, mucho menos, pico abajo, como muchas veces se ve, en señal de que ese vino se acabó.